En Gimnasia apareció una parte del dinero y el plantel pudo viajar

Luego de llegar a un acuerdo con la cancelación de uno de los tres sueldos que se le debe al equipo, el plantel mayor de Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia finalmente pudo viajar anoche a Buenos Aires. Desde Capital Federal tenía previsto tomar una Trafic para dirigirse hasta Santiago del Estero y visitar mañana a las 22 a Quimsa por la 15ª fecha de la segunda fase de la Liga Nacional de Básquetbol.

Los jugadores del club Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia le habían comunicado a los dirigentes que si no se le pagaba la deuda por los sueldos, no se presentarían a jugar con Quimsa  de Santiago del Estero y Atenas de Córdoba, pero finalmente, como adelantó este medio en su edición de ayer, se llegó a un acuerdo y el plantel pudo viajar.
Salvo a los extranjeros con quienes están al día, al plantel de Gimnasia se le debe 150.000 pesos –correspondiente a un mes de sueldo-, aunque la deuda total asciende a los 450 mil pesos, ya que son tres los meses que la dirigencia ‘mens sana’ les adeuda al equipo chubutense  que se encuentra pasando por un difícil momento económico, pero no así en lo deportivo, donde las cosas le están saliendo bien.
El intendente de esta ciudad Martín Buzzi se reunió con la dirigencia ‘mens sana’ y les promentió gestionar fondos para pagar un mes de sueldo y el equipo se presente a jugar los dos partidos previstos para mañana ante Quimsa, en Santiago del Estero, y el domingo ante Atenas en Córdoba.
Ayer a la tarde el presidente de la institución Juan Pablo Luque le confirmó a este medio que una parte del dinero para saldar la deuda del club con sus jugadores la había puesto una empresa local y por eso anoche viajaron hacia Santiago del Estero para visitar mañana a Quimsa por la decimoquinta fecha de la Liga Nacional.
“Gracias a una gestión del intendente Martín Buzzi hoy (por ayer) contamos con un aporte de una empresa privada y el viernes (por mañana) tendremos el resto del dinero, pero la situación es muy delicada. Nosotros dentro de quince días tenemos que ver cómo solucionamos el resto”, confesó el dirigente del club del barrio Cívico.
Por otra parte, manifestó que desconoce el origen del dinero con el que se saldará uno de los tres meses que se le adeuda al plantel. “Lo único que sé es que por otra gestión de Buzzi, el viernes podríamos contar con el resto de la plata que falta, pero no sé si es un aporte municipal o un apoyo de otra empresa privada”, concluyó.
Por unos días el club comodorense está en calma, pero dentro de dos semanas habrá que pensar cómo se salda el resto de la deuda con el plantel, que de no recibir los sueldos adeudados mantendrían la misma postura de no seguir jugando los partidos.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico