En internas de Estados Unidos, todo se encamina a un vibrante “supermartes”

La definición de las internas presidenciales de Estados Unidos se encamina hacia el llamado “supermartes”, en el que habrá comicios en los principales estados de la Unión, mientras la demócrata Hillary Clinton y el republicano John McCain lideran por ahora la competencia en sus respectivos partidos.

Buenos Aires (Télam)
Si bien la ventaja de la senadora de Nueva York sobre Barack Obama aún es relativa, en el lado republicano McCain comienza perfilarse como favorito luego de triunfar en Carolina del Sur, un estado cuyo ganador desde 1980 se convirtió luego en el candidato republicano a la presidencia.
Fue allí donde McCain mordió el polvo hace ocho años ante el iracundo ex gobernador de Texas y ahora presidente estadounidense, George W. Bush.
Apoyada por las mujeres y el voto mayoritario de los latinos, Clinton venció en los caucus (asambleas partidarias) de Nevada a Obama, logrando así su segunda victoria consecutiva, aunque por el complejo mecanismo el senador de Illinois se llevó 13 delegados sobre 12 de la senadora de Nueva York.
Ambos parecen ser los que pelearán hasta el final las internas demócratas, ya que el senador John Edwards está prácticamente descartado y se pronostica un triunfo de Obama en Carolina del Sur, cuya la población es mayoritariamente negra.
“En dos semanas desde que fue derrotada en Iowa, Clinton marcó sus diferencias con Obama, especialmente al enfatizar su experiencia en la economía mientras sacaba a relucir el apoyo entre los votantes latinos”, dice una nota del diario The Washington Post.
Este análisis señala que con las predicciones a favor de Obama para el próximo sábado, Clinton mantiene sus ojos puestos en California, uno de los 22 estados en el que se disputará el “supermartes.
Si la competencia es dura en el bando demócrata, entre los republicanos el panorama parece aclararse tras la segunda victoria lograda por el senador de Arizona, John McCain, en el estado de Carolina del Sur, gracias a un fuerte apoyo de votantes independientes, según comentó la prensa estadounidense.
Por otro lado, el ex gorbenador de Massachussets, el mormón Mitt Romney, ganó en Nevada, con 55% de los votos, y el ex alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, quien apuesta su suerte a los grandes estados, sólo obtuvo el 4%.
A diferencia de McCain que compitió en Carolina del Sur, donde el voto negro y religioso es de suma importancia, Romney apostó a ganar en Nevada para sumar más delegados con miras a la convención republicana en la que se nominará al candidato del partido, durante la primera semana de setiembre.
A simple vista, McCain está recibiendo el apoyo de votantes independientes que lo ven como el candidato republicano que podría vencer a la senadora Clinton, en caso de que ésta resultase finalmente elegida.
Sin embargo, según opina el diario The New York Times, el senador de Arizona no contará con el apoyo de los independientes en las primarias de Florida, el 29 de enero, donde sólo se permite el voto de los afiliados.
La misma situación ocurrirá en los poderosos estados de Arizona, California, Connecticut, Delaware y New York, donde se celebrará el supermartes, el próximo 5 de febrero.
De todos modos, McCain, quien apoyó la guerra de Irak aunque luego criticó su desarrollo, es el único candidato que ha capturado dos estados significativos, ya que anteriormente había ganado en New Hampshire.
Uno de sus rivales, el pastor bautista y ex gobernador de Arkansas, Mike Huckabee perdió tres primarias consecutivas, tras ganar en Iowa a principios de enero.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico