En la Cuenca del Golfo San Jorge se encontraría el mayor depósito de uranio del país

La empresa minera Calypso Uranium perfora desde marzo del año pasado 3.000 metros exploratorios en dos proyectos uraníferos cercanos a Cerro Solo, un yacimiento de gran tamaño controlado por la Comisión Nacional de Energía Atómica.

Calypso Uranium, una empresa canadiense que opera en el país a través de Energía Mineral, descubrió en febrero una segunda zona de mineralización de uranio en Chubut, apenas seis meses después de haber anunciado el hallazgo de una primera en la periferia de Cerro Solo, un yacimiento controlado por la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA).
Las reservas certificadas son de 12.000 toneladas del mineral. A raíz del potencial de los descubrimientos, la compañía dejó entrever que en la Cuenca del Golfo San Jorge, que cubre el sur de Chubut y Santa Cruz, posee el mayor depósito de uranio del país, de acuerdo a información publicada en la revista El Inversor Energético.
“Para avanzar con el estudio de las áreas, Energía Mineral lanzó el 1 de marzo una campaña de perforación de 3.000 metros de exploración. Son recién los primeros trabajos exploratorios que se realizarán en los yacimientos. Restan años de evaluaciones sísmicas, geológicas, geoquímicas y de perforación, pero en la empresa aspiran a poder realizar una explotación comercial a mediano plazo”, dice el texto de la revista.
“Sin embargo, para que eso suceda el gobierno de Chubut deberá modificar la Ley 5001, que prohíbe la explotación minera de metales en gran parte del distrito patagónico”, apuntó.
Sobre ese asunto, recuerda que el gobernador Martín Buzzi señaló durante la apertura de las sesiones legislativas: “habrá que dar un debate serio sobre la actividad, ya que no se puede dejar a la minería afuera del desarrollo productivo de Chubut”.
Una buena cantidad de intendentes de comunas rurales de la meseta chubutense comparten esa mirada. Incluso, el gobierno provincial evalúa lanzar un plebiscito sobre la megaminería, aunque el debate es si será localizado en esas ciudades o tendrá alcance provincial.
Las zonas de mineralización descubiertas por Calypso se encuentran en los prospectos exploratorios Bella Vista y La Flecha, dos de las propiedades mineras de la empresa en el Golfo San Jorge, donde en total cuenta con cateos por 1.420 kilómetros cuadrados.
“Los descubrimientos logrados por nuestro equipo en tan sólo unas pocas campañas exploratorias confirman el potencial uranífero del distrito y sustentan el próximo programa de perforación, que contribuirá a identificar reservas de minerales en la cuenca”, señaló Guillermo Pensado, presidente de Energía Mineral, a El Inversor Energétivo.
En Bella Vista se llevó a cabo un mapeo geológico y un muestreo geoquímico en un área de 3.500 hectáreas, principalmente sobre un terreno volcánico de la formación Cerro Barcino, una unidad que se superpone a la formación Los Adobes, del yacimiento Cerro Solo, que cuenta con reservas por 12.207 Tn de U3O8, según datos de la CNEA. Se realizaron cuatro secciones de muestreo que arrojaron una ley promedio de 322 ppm de U3O8 (o 0,64 libras/Tn de uranio). En La Flecha, se encontraron afloramientos con valores de entre 397 y 6.907 ppm de U3O8 (o 0,78 y 13,80 libras/Tn).
“Se trata de prospectos que si bien poseen un alto riesgo exploratorio podrían ser más importantes que los de Cerro Solo”, indicó Pensado.
En los últimos años el Gobierno dejó entrever que pondría en producción el yacimiento Cerro Solo para garantizar el abastecimiento de su programa nuclear. Circularon varias versiones: hubo incluso interés de una gran minera norteamericana (Denison Mines) para operar el proyecto, pero finalmente ninguna iniciativa prosperó.
El consumo actual de la Argentina ronda las 100 Tn/año de uranio para Atucha I y para Embalse. Con el ingreso de Atucha II esa cifra se elevará a 150 Tn/año. Desde la CNEA estiman que se necesitarán 7.500 Tn de U3O8 para garantizar el abastecimiento de las tres centrales a lo largo de su vida útil.
En ese sentido, Pensado se refirió a los beneficios que tendría el desarrollo de la explotación del uranio para el país. Aseguró que hoy en día la Argentina “importa el 100% del uranio que consume”, en tanto que con producción local podría pasar a “cubrir su demanda y generar reservas estratégicas”.

Fuente:

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico