En marzo inaugurarán 12 cuadras nuevas de asfalto en el Pietrobelli

El viceintendente, Carlos Linares, junto al secretario de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos, Abel Boyero, recorrieron las obras de hormigonado y cordón cuneta que se ejecutan actualmente en la intersección de las calles Chaco y Puerto Pirámides del Barrio Pietrobelli.

Con un avance del 90 por ciento de la obra, el vicejefe comunal se mostró conforme ya que “luego de un tiempo, podemos visualizar la concreción de los trabajos, éste era un pedido histórico del barrio que se planteó en el año 2013, se licitó al año siguiente y que ahora podemos afirmar que estamos próximos a poder inaugurarlo”.

“Cabe destacar que ésta obra tuvo un atraso en su momento, por la topografía misma del lugar pero eso pudo resolverse y estamos finalmente por concretar el 100 por ciento de la obra, ésta era una zona histórica de difícil acceso pero ya nos quedan pocas por pavimentar, hoy se sumarán 12 nuevas cuadras con cordones cuneta, en beneficio de estos vecinos para que puedan avanzar con sus veredas y tener esta calidad vida que merecemos todos los comodorenses” concluyó Linares.

Por su parte, Abel Boyero, secretario de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos, indicó que “estas obras son un complemento del programa madre que es el de las 1.000 cuadras, que busca también lo mismo que se planteó desde el inicio de la gestión del Intendente Néstor Di Pierro, que es que hayan distintos tipos de obras presentes en todos los barrios, por eso, vamos llegando no solo con pavimento, sino también con espacios públicos saludables, iluminación, veredas y otras que se van ejecutando de manera integral para todos los barrios, esa es la idea”, puntualizó el funcionario.

En ese contexto, Milva Maripillán, vecina cercana a estas nuevas cuadras de pavimento, se acercó a conversar con los funcionarios expresando que “para los que vivimos acá, esta obra es importante porque hacía falta en el barrio, esto le da vida y ganas de vivir a quienes estamos acá hace mucho tiempo, antes era todo de tierra, los remises o el transporte no subían porque no podían acceder y ahora sí nos traen, en invierno, los autos se quedaban encajados, el barro bajaba del cerro y arruinaba todo…a mitad del año pasado empezamos a ver que ingresaban las maquinas y estamos muy contentos porque ya vemos que no queda nada por terminarse.”

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico