En medio de la polémica, Arcioni firmó la concesión de "La Hoya"

"Es un día histórico y emotivo para todos los chubutenses", aseguró ayer el gobernador Mariano Arcioni al encabezar desde Esquel la firma de concesión del Centro de Actividades de Montaña "La Hoya". Sin embargo, no se dijo nada de lo que ganará el Estado al ceder la concesión a un privado.

El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, presidió en Esquel la rúbrica del contrato de concesión con Transportes Don Otto para la administración, desarrollo y explotación del emblemático Centro de Esquí “La Hoya”, ubicado a 15 kilómetros de la ciudad.

Ante un salón colmado de prestadores, empresarios y referentes de múltiples instituciones de la comunidad, el mandatario provincial sostuvo que “es un día histórico y emotivo” no sólo para la zona cordillerana sino también para el conjunto de la provincia.

Arcioni explicó que la presente firma es producto de meses intensos de trabajo y diálogo directo con diferentes actores, resaltando que el proceso incluyó a municipios, cámaras empresarias, prestadores turísticos, legisladores y trabajadores.

Sin mencionar que las demoras obedecieron a reparos del Tribunal de Cuentas Provincial, insistió en que “este es un logro de todos”.

Lo acompañaron el representante de la empresa, Nicolás Herrera; el presidente de CORFO, Sixto Bermejo; los ministros de la Familia, Valeria Saunders, y de la Producción, Hernán Alonso; el concejal Crhistian Pasquini, y el intendente local, Sergio Ongarato.

Tras resaltar que “tomamos la decisión política porque pretendemos que el turismo tenga el lugar que merece”, Arcioni sostuvo que “estamos demostrando que con la participación privada pueden realizarse muchas cosas, siempre con trasparencia y honestidad”.

En representación de la empresa, Nicolás Herrera agradeció al gobernador Arcioni “por tomar la iniciativa” y entendió que la concesión de “La Hoya” supone “un punto de inflexión para la historia del crecimiento económico y turístico” de la ciudad.

CUESTIONAMIENTOS

Según informó este fin de semana en una exhaustiva investigación el portal de noticial El Extremo Sur, “tras la imposibilidad de concesionarle La Hoya a la empresa Don Otto (subsidiaria del grupo Vía Bariloche) por intermedio del mecanismo licitatorio, el gobierno de Arcioni se propuso avanzar con la entrega definitiva a través de la adjudicación directa, inclusive incumpliendo el frágil y tan versátil pliego licitatorio que cayó en el abandono”.

En este contexto, “los pasos recorridos primero se vincularon al armado de pliegos de licitación a medida de la única empresa que se presentó con su oferta, pero que ni siquiera cumplió con los requisitos financieros para poder ganar la licitación”.

El propio Bermejo había manifestado, según consta en la web de CORFO el 13 de marzo, que frente al fracasado llamado licitatorio “la comisión evaluadora desechó, en la apertura del sobre Nº 1 -etapa donde se estudia la admisibilidad de la empresa- la propuesta presentada. De esa forma CORFO consideró inadmisible la oferta y abre una compulsa de privados”.

El titular del organismo detalló a mediados de marzo que “el pasivo corriente de la empresa ofertante es un 15% mayor que el activo corriente, es decir, si vende todo lo que tiene todavía le falta un 15% para pagar lo que debe”.

Con el llamado licitatorio caído el gobierno de Arcioni decidió continuar con la entrega de La Hoya, pero ahora de manera directa al Grupo Vía Bariloche. Sin consenso en el seno del directorio de CORFO, que no le daba el visto bueno para concretar la adjudicación directa, el tema pasó al Tribunal de Cuentas Provincial. Este, mediante un lapidario informe, cuestionó la insolvencia de la empresa Don Otto, le reclamó a la empresa que cancele las deudas por ejecuciones fiscales que rondan los 937 mil pesos con el Estado provincial, consideró que la empresa “se extralimita” al querer cancelar el canon con pases gratuitos y además exigió que “en la contratación deberán establecerse las mismas condiciones, requisitos y especificaciones que las fijadas en los trámites declarados fracasados o desiertos”.

Casi sin opciones legales pero con muchas presiones, CORFO y Arcioni se propusieron avanzar a cualquier precio con una privatización que finalmente se concretó este martes.

Vía Bariloche cancelaría la deuda de los 937 mil pesos en ocho cuotas y conformaría una nueva sociedad que se dedicaría exclusivamente a la explotación del centro de esquí.

Uno de los principales puntos de conflicto es el vinculado al canon que la empresa deberá pagar al Estado provincial por el aprovechamiento de La Hoya.

Del análisis pormenorizado que efectuó El Extremo Sur se desprende que el canon anual será de un valor correspondiente a los “5.000 pases diarios de adulto en temporada alta”. Así versa el artículo 12 del Capítulo II de los pliegos. Al mismo tiempo agrega que “tomándose de referencia el valor que se asigne cada año al señalado Pase”, lo que de alguna manera deja librado el valor del pase a ser abonado por la empresa ya que pudiera bajarlo su arbitraria decisión.

En el punto 12.1 se le otorga un plan de bonificación que reduce el pago del canon en un 80% durante el primer año, al 60% en el segundo, al 40% en el tercero y al 20% en el cuarto año; para recién en el quinto año tener que abonar la totalidad del canon en cuestión.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico