En Rada Tilly será obligación llevar bolsa y palita para pasear al perro

El Concejo Deliberante aprobó el jueves la obligatoriedad del retiro de la vía pública de las deposiciones caninas por parte del responsable del animal. Las multas superarán los 750 pesos.

En Rada Tilly será obligación llevar bolsa y palita para sacar de paseo un perro, ya que la normativa fue aprobada la noche del jueves en la última sesión del Concejo Deliberante de la villa.
De acuerdo a lo indicado por el presidente de la bancada radical, René Uribe, quién además es bioquímico, cada animal produce medio kilo diario en sus deposiciones sólidas, lo que multiplicando por el número de mascotas que habitualmente defecan en espacios públicos, genera un número de parásitos y gérmenes que afectan la condiciones de sanidad e higiene de la población.
En adelante, los radatilenses que saquen a sus perros deberán circular con pala y bolsita si no quieren ser apercibidos con multas que superan los 750 pesos. También se establecerán multas para los que circulen con perros sin cadena y bozal y para los paseadores que conduzcan más de ocho animales.
En esa línea, el Concejo ratificó también el contrato de prestación de servicios de captura de canes que suscribiera el ejecutivo el 14 de marzo luego del pertinente concurso de precios. Las tareas estarán a cargo de la empresa Navarro Héctor Servicios Integrales.

SESION CALIENTE
Fueron dos los proyectos sometidos a votación del cuerpo la noche del jueves, pero la sesión, que había comenzado a las 20, se extendió hasta las 23. Como viene ocurriendo en cada sesión del Deliberante radatilense se suscitó la discusión –de fondo más político que deliberativo– entre el bloque oficialista (UCR) y el Justicialista.
El diálogo cada vez más ríspido entre René Uribe (UCR) y Omar Méndez (PJ) giró esta vez en torno al escaso tratamiento y aprobación de los proyectos presentados por los bloques minoritarios, y de acuerdo a lo que había mencionado en la sesión anterior, Méndez se presentó en el recinto con estadísticas que fundaban sus quejas.
A ello Uribe respondió: “la mayoría manda y decide” y dijo que las iniciativas son tratadas o desestimadas sobre la base de su viabilidad y de la capacidad presupuestaria para llevarlos adelante.
El edil radical también consideró la existencia de “total desconocimiento de sus funciones en algunos concejales que no van al concejo, no debaten en comisión y pretenden hacerlo en el recinto”.
En ese contexto se fue la octava sesión del año en Rada Tilly. Vendrá la novena, que promete el mismo plan entre un oficialismo y oposición que todavía discuten espacios de poder.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico