En Santa Cruz, el gobierno hará cumplir el cupo de pesca de merluza a “rajatabla”

El subsecretario de Pesca y Actividades Portuarias de Santa Cruz, Rodolfo Beroiz, visitó las ciudades portuarias de Caleta Olivia y Puerto Deseado durante los últimos días, con el objetivo de interiorizarse de la actividad pesquera y sus necesidades. Fue en Deseado, donde afirmó que la medida nacional de reducir la captura de merluza en un 20 por ciento en esta provincia buscarán cumplirla a "rajatabla".

Río Gallegos (Agencia)
Rodolfo Beroiz, que en el período anterior de gobierno se desempeñaba como secretario de Producción, estuvo reunido con los gremios de trabajadores de pesca, estibadores y de alimentación, y también con cámaras empresariales y comerciantes afines al tema en las dos localidades.
En la recorrida, el funcionario explicó a todo aquel que le preguntara que se aplicará la Resolución dictada días atrás por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos de la Nación, de la reducción del volumen a capturar de merluza común para este año, al sur del paralelo 41.
La medida, que rige desde fines de diciembre, busca «alcanzar la recuperación del recurso en un plazo más breve».
Por ello, en esta provincia, anunció que este año «no se entregarán nuevos permisos de pesca que tengan como especie objetivo la merluza».
En forma complementaria, dijo que en la zona del Puerto Caleta Paula «usaremos métodos de paradas biológicas», en colaboración con los propietarios de la «flota amarilla» artesanal. Aunque aclaró que «sí se podrán renovar los permisos de pesca existentes».
Luego, Beroiz ponderó la utilización del by catch (acompañante de la especie objetivo), como algo «importante, no sólo por una cuestión coyuntural, de baja en el porcentaje del cupo de merluza, sino por una cuestión social y de razonabilidad en lo que es la utilización del recurso».
Añadió que se está elaborando un borrador para la implementación del aprovechamiento de la fauna acompañante, «que deberá ser aprobado por el gobernador Daniel Peralta».
Refiriéndose al planteo realizado por sectores sindicales en cuanto a que ellos quieren participar en los otorgamientos, evaluaciones y renovaciones de permisos de pesca, formuló que eso «es potestad indelegable del Estado», aunque dejó una puerta abierta al decir que «también es una obligación indelegable del Estado escuchar a todo el que tenga que algo que decir».
En ese sentido, siguió aclarando que, en el caso de que hubieran objeciones con algunos permisos, «cualquier persona que quiera hacer una denuncia (contra permisionarios) tiene que presentar pruebas formales».
Beroiz ratificó el objetivo general de sostener los «niveles de ocupación y de producción», por ello estimó que «cada permiso de pesca que se otorga, tiene que estar atado a un proyecto productivo en tierra».
Recordó que esta «política se viene implementando desde hace un tiempo (en Santa Cruz), de lo contrario, no tendríamos las plantas (pesqueras) que tenemos».

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico