En un juicio abreviado los condenaron por el violento asalto a una anciana

En el marco de un juicio abreviado, el juez penal de Trelew, Gustavo Castro, condenó a Franco Bejar a la pena de 3 años de prisión efectiva y lo declaró reincidente. Sus cómplices, Gastón Zabala y Roberto González, recibieron 3 años en suspenso. Fue por una tentativa de robo triplemente agravado. La víctima fue una mujer de 77 años, a cuyo domicilio ingresaron a robar actuando con suma violencia.

De acuerdo a lo relatado por la fiscal general, Silvia Pereira, entre las 21:40 y las 22:40 del 9 de mayo último, Franco Nicolás Bejar, Gastón Emanuel Zabala y Roberto Andrés González ingresaron a la vivienda de la víctima tras trepar paredones y portones de dos y tres metros y medio de altura, respectivamente. Una vez en el interior del patio trasero rompieron la puerta del lavadero e ingresaron a la casa con fines de robo.

A través de una escalera llegaron a la planta alta, donde rompieron el candado de una reja y otra puerta de madera protegida por ese cerramiento.

La víctima, de 77 años, se despertó por los ruidos y cuando ingresaron a la parte alta, donde se ubican los dormitorios, los observó entrar. Para resguardarse, la mujer se encerró en su habitación, no obstante los intrusos rompieron otra vez a patadas una puerta y la sacaron de allí por la fuerza, intentando quitarle el botón “anti pánico” de su sistema de alarma y que se disparó accidentalmente en ese forcejeo.

A la fuerza la llevaron al piso de abajo y la encerraron en el baño, amenazándola con dispararle usando un arma que decían tener entre sus prendas. De una caja fuerte y de las pertenencias de la víctima, se apoderaron de teléfonos celulares, una cartera con alrededor de 1.500 pesos en efectivo, un reloj de oro, un anillo alianza de oro y billetes y monedas de colección.

Con estos elementos se escaparon primero hacia el baldío por el que habían ingresado, pero ante la presencia policial que ya rodeaba la manzana escaparon por los techos linderos siendo observados en ese momento por el personal policial que llegó convocado por la empresa de monitoreo.

En virtud del operativo cerrojo que los policías montaron alrededor de toda la manzana Béjar, González y Zabala finalmente fueron aprehendidos en el segundo piso del edificio del área de Salud Mental ubicado en Italia y Santiago del Estero, lugar al que accedieron a través de una ventana del primer piso que da al techo de la planta baja. El botín fue recuperado tanto en la detención como sobre los techos por los que huyeron y en el baldío lindero sin advertir la víctima faltante de elementos.

TRIPLEMENTE AGRAVADO

El juez Gustavo Castro tuvo en cuenta los fundamentos de la acusación presentada por la fiscal y la pretensión punitiva solicitada, analizando la admisibilidad formal de la misma tal como los solicitaron las partes técnicas.

Cabe acotar que Béjar estuvo defendido por Sergio Rey, mientras que González y Zabala tuvieron la representación legal de Abdo Manyauik.

Así las cosas el magistrado condenó a Franco Nicolás Béjar a tres años de prisión de efectivo cumplimiento por el delito de tentativa de robo triplemente agravado por ser cometido en poblado y en banda con perforación de puerta de lugar habitado y con escalamiento.

Además, lo declaró reincidente y notificó al juez de Ejecución de Puerto Madryn para la revocación de la libertad asistida vigente al momento del hecho.

Con respecto a los consortes, el juez tuvo en cuenta la ausencia de antecedentes condenatorios de Roberto Andrés González y Gastón Emanuel Zabala y los condenó a tres años de prisión en suspenso por tentativa de robo triplemente agravado por ser cometido en poblado y en banda.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico