En un plazo de noventa días se van a compactar más de 2.500 autos en el corralón municipal

Cuatro verificadores trabajan de lunes a lunes para controlar los más de 2.500 vehículos que serán compactados en un plazo de 90 días en el Corralón Municipal de Kilómetro 4. La iniciativa permitirá que el municipio pueda disponer del predio para encarar algún proyecto destinado a la comunidad. Uno de los que se analiza es la construcción en ese sector de una terminal de ómnibus de larga distancia que reemplace a la que se encuentra en el Centro.

En el Corralón Municipal de Kilómetro 4 se compactarán más de 2500 automóviles en un plazo de 90 días. Así lo confirmó el secretario de Gobierno, Ricardo Gaitán, en diálogo con El Patagónico. La iniciativa comenzó hace diez días en el marco del Programa Nacional de Descontaminación, Compactación y Disposición Final de Automotores (Pronacom).

“Estamos trabajando fuertemente en el Corralón. Demandará un tiempo porque hay que hacer la verificación auto por auto y es un trabajo que estimamos que nos llevará 90 días aproximadamente pero ya está encaminado”, sostuvo Gaitán.

“Esto empezó con el Pronacom y el Concejo Deliberante dio el visto bueno para que empecemos y podamos llevar adelante las tareas. Estamos con un gran equipo de trabajo”, agregó.

Además, el funcionario detalló que el proceso se hará lo más rápido posible. “Tratamos que sea hagan todas las operaciones de una sola vez para que cuando llegue la compactadora tengamos todo listo”, consideró.

Es por eso que los agentes municipales trabajan mancomunadamente con las comisarías y el Ministerio Publico Fiscal para agilizar los trámites. “Tenemos cuatro verificadores que trabajan de lunes a lunes desde las 9 hasta 18. Estarán en ese horario hasta que se terminen de verificar cada uno de los automóviles que vamos a compactar”, detalló.

“Alquilamos una máquina que apila cada uno de los vehículos para después ponerle el número de lotes. Empezamos hace 10 días se extenderá hasta 90 días o hasta que llegue la compactadora”, añadió.

En este sentido, Gaitán manifestó que una vez que se pueda sacar toda la chatarra del predio se analizará que utilidad se le da previo trabajo de la Subsecretaría de Ambiente. “Es muy pronto para decidir que vamos a hacer con esas tierras. Lo primero que hay que hacer es trabajar en materia de medioambiente y después veremos qué actividad se le dará a la tierra y demás”, afirmó.

Una vez liberado el Corralón municipal, los demás automóviles serán trasladados a Kilómetro 17, donde se compactarán los autos secuestrados y judicializados que están estacionados afuera de las comisarías.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico