En una pelea callejera, casi degüellan a un hombre

La víctima recibió un profundo corte en el cuello tras intentar salvaguardar al novio de su sobrina de 19 años, quien era salvajemente golpeado por un grupo de hombres. Se trabaja para identificar a los autores de la terrible agresión.

Esta mañana, Patricia Monasza, titular de la Delegación de Lotería en Madryn, brindó detalles sobre la salvaje agresión que sufrió su hermano y su yerno este fin de semana en la ciudad portuaria que casi termina en una tragedia. 

La mujer relató que su hermano tiene un puesto de panchos en cercanías a un local bailable al que concurrió su hija y su novio de 19 años. Mientras estaban allí, un grupo de entre 5 y 6 hombres que se trasladaban en un vehículo, le dijeron un piropo a su hija. “Para mí es una cuestión lógica que un chico de esa edad se de vuelta y los mire mal”, dijo. A partir de esta situación, estos hombres, “tipos grandes de treinta y algo” se bajaron con una botella en la mano.

En una pelea callejera, casi degollan a un hombre. Foto: Ilustrativa-Archivo 

“Lo golpearon en la cabeza, lo tiraron al piso y lo llevaron detrás del puesto para que no los vea nadie. A patadas y trompadas contra un chico de 19 años”, detalló en diálogo con LU17.

“Cuando mi hermano ve esa situación, va a sacarlo a Eugenio (novio de su sobrina). Ni siquiera le pegó a nadie. Lo tironeó para sacarlo pero le pegaron de atrás. Cuando se da vuelta para ver quién fue que le pegó, cortaron la botella y le cortaron el cuello”, explicó.

La delegada de Lotería informó que a raíz de este corte debió ser intervenido y reconoció que “por una milésima no lo degollaron”. Esta mañana la familia presentará la denuncia ante la Fiscalía. El vehículo ya fue identificado y se espera dar con los autores de la violenta agresión.

CASO SIMILAR

En enero de 2013 un turista de Río Negro, Nicolas Storti, fue herido a la salida de un boliche ubicado en la zona costera de Puerto Madryn cuando intentaba evitar una pelea. La víctima recibió un corte en el cuello con un vaso de vidrio y sufrió secuelas irreversibles en el habla y en la movilidad El agresor, Esteban Miatello, fue condenado a 8 años de prisión el año pasado. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico