En Viedma se fabricará misoprostol
El laboratorio público, Profarse, anunció que fabricará el medicamento para la práctica del aborto seguro dentro de los límites legales actuales.

El misoprostol, que se utiliza en la interrupción del embarazo dentro de los límites legales actuales, será desarrollado por el laboratorio público de medicamentos Profarse en Viedma, según se anunció en forma oficial.

La gerenta de la empresa estatal, Marne Livigni, precisó que la decisión se tomó luego de un pedido que hicieron concejales del Viedma en el marco del debate, a nivel nacional, del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

El inicio de producción está previsto para el año próximo en virtud de que este medicamento debe pasar por un período de estabilidad, de acuerdo a los protocolos de fabricación de todas las especialidades medicinales en general.

Una vez que se disponga la distribución irá directamente a los hospitales donde los médicos podrán prescribirlo con receta archivada dentro de las farmacias de los hospitales rionegrinos, es decir que no tendrá venta en privado.

El desarrollo de este medicamento se realizará dentro del convenio que ese laboratorio mantiene con la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

En la ciudad existe un avance en virtud de que el grupo de prevención de salud reproductiva “El Galpón” recomienda a sus pacientes el uso.

¿QUE ES Y COMO SE USA EL MISOPROSTOL?

Sirve para regular la acidez gástrica y se usa como protector ante la gastritis para las personas que toman analgésicos en forma crónica. Como produce contracciones uterinas en mujeres, se descubrió que sirve para interrumpir un embarazo.

La OMS considera que es un medicamento fundamental para garantizar la salud reproductiva de las mujeres.

En nuestro país, la venta del misoprostol solo está prohibida por eso se comercializa en forma combinada con diclofenac, bajo el nombre comercial de Oxaprost 50.

Con la nueva disposición del ANMAT, puede empezar a fabricarse el medicamento especialmente desarrollado para ese fin y orientado al uso ginecológico.

El “nuevo misoprostol” será de administración por vía vaginal y vendrá en presentaciones de 200 microgramos. Los especialistas señalan que tiene varios usos: interrupción de embarazo, tratamiento de hemorragias post parto y expulsión de un feto muerto.

A diferencia del medicamento disponible hasta el momento (Oxaprostol), este nuevo misoprostol no tiene diclofenac, lo que bajaría sustancialmente su costo. En los últimos meses el precio del Oxaprost aumentó 10 veces.

Por el momento, solo podrán adquirirlo hospitales, no se venderá en farmacias. El laboratorio tiene previsto hacer la solicitud ante la ANMAT para también poder comercializarlo allí. Los médicos que indiquen su uso dentro de los centros de salud, deberán hacerlo bajo receta archivada.