Enfrentamiento entre municipales y la policía dejó 16 heridos

Durante la mañana de ayer se registraron incidentes en Río Gallegos cuando policías intentaron cortar el paso de empleados municipales de esa ciudad, quienes marchaban hacia la Casa de Gobierno. Se registraron 16 heridos, "ninguno de gravedad", según informó el secretario General de la Gobernación, Roque Ocampo.

Caleta Olivia (Agencia)
En la protesta también estuvieron el intendente Héctor Roquel, un concejal y un diputado quienes iban a acompañar a los municipales para reclamarle al Gobierno provincial que «libere fondos» para hacer frente al aumento de 250 pesos que se había anunciado para todos los agentes estatales santacruceños.
En el episodio, según el Ministerio del Interior de la Nación, «no participó personal de Gendarmería», que tiene unos 250 efectivos en la capital santacruceña.
A poco de ocurrido los hechos en la esquina de Urquiza y avenida San Martín -cerca de las 11-, el ministro de Gobierno, Daniel Varizat, hizo declaraciones a varios medios periodísticos.
«Están sacándose la máscara algunos actores políticos de este conflicto, como el mismo intendente de Gallegos (Héctor Roquel) y todos sus funcionarios, para echar un poco más de leña al fuego, donde en complicidad con su gremio, comandado por el activista político y secretario general Pedro Biott, han programado un paro para hoy (por ayer). Pero como el paro parece que no tenía éxito, el Ejecutivo Municipal dio un asueto para llevar a la calle manifestantes y sumarse a la protesta de los docentes», explicó Varizat.
«A todo esto, le agregaron el movimiento de los camiones y la flota pesada de la Municipalidad por la ciudad. A ello, la policía les impidió el paso, explicándole a la gente que se ponía en peligro la seguridad de las personas por lo que no se iba a permitir el tránsito de maquinaria en manifestación», agregó el ministro.
Seguidamente, el titular de la cartera política declaró que hasta antes de los violentos sucesos «se había llegado a un grado de entendimiento. Estaba bajando la gente de los equipos y encolumnándose a una manifestación en paz. Todo transcurría así hasta que el señor Biott empezó a agredir con un palo al comisario Hasán y ahí la agresión se generó, y la policía tuvo que tirar gases lacrimógenos y algunas balas de goma para evitar males mayores».
Las columnas se estaban desplazando por distintas calles de la capital santacruceña acompañadas por tres máquinas motoniveladoras y quince camiones.

HERIDOS
Las primeras informaciones sobre la identidad y estado de los heridos, según informaba a medios riogalleguenses la médica Alicia Campbell, indicaban que algunos recibieron balas de goma en distintas partes del cuerpo.
Sobre el dirigente Pedro Biott hizo saber que el mismo acusaba heridas en el brazo con balas de goma y que el sereno municipal Miguel Angel Aranda fue herido en el pie, en tanto otro manifestante también fue lesionado en el pecho.
Voceros de los manifestantes también aseguraron que en el hecho actuó el Grupo de Operaciones Especiales (GOE) de la Policía Provincial.
Los lastimados permanecieron hospitalizados para observación en la clínica Medisur y en el Hospital local. Momentos después, Biott, Roquel y el obispo Juan Carlos Romanín se expresaron en la vía pública.
Biott responsabilizó «a Wilfredo Roque (jefe de la policía provincial) por la emboscada que nos tendieron». Por su parte, el intendente radical de Gallegos pidió a los trabajadores comunales que «sean respetuosos de cada uno de nuestros semejantes y demostremos de qué lado están los violentos».

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico