Enjuician al padre acusado de provocar un incendio en el que casi muere su hijo
Durante la segunda jornada de debate declararon varios policías, un bombero y una psicóloga forense. Uno de los policías relató que cuando se dirigió al Hospital Regional para informarse sobre el estado de salud del niño, la madre del pequeño refirió que su pareja fue quien había provocado el incendio.

En los tribunales penales de Comodoro Rivadavia se desarrolló ayer la segunda jornada de debate por un incidente ocurrido el 23 de abril de 2017 en el barrio Próspero Palazzo. El ilícito tiene como víctima al niño L.M. y como único imputado a su padre R.J.M. En la jornada se pudo escuchar el testimonio de varios policías, el de un bombero y el de la psicóloga forense, entre otros. Para hoy se espera concluir con la incorporación de la prueba documental del caso y también los alegatos finales de las partes.

El tribunal de debate fue presidido por la jueza penal Mariel Suárez, e integrado por sus pares Alejandro Soñis y Martín Cosmaro. Por el Ministerio Público Fiscal asistió el fiscal Adrián Cabral mientras que la defensa del imputado fue ejercida por Lilian Bórquez, defensora pública.

El primer testimonio fue el de un oficial ayudante de la policía que ese día cumplía funciones como oficial de servicio en la Comisaría Mosconi. Relató que se encontraba de recorrida junto a dos suboficiales cuando recibieron una comunicación por equipo radial de que necesitaban presencia policial en el barrio Palazzo, en el sector de las calles Paso y Yapeyú. Se escuchó una explosión y había un principio de incendio en una vivienda.

Cuando los policías llegaron al lugar ya se encontraba una dotación de Bomberos combatiendo el incendio. Un grupo de vecinos había intervenido ingresando al domicilio y sacado de su interior a dos personas, una adulta y un niño, recordó. El pequeño fue trasladado de urgencia al Hospital Regional y el adulto, que se hallaba inconsciente, fue asistido por Bomberos.

En igual sentido declaró otro policía. Dijo que aquella noche tomaron conocimiento de un incendio con personas atrapadas en el barrio Palazzo. Describió que cuando llegaron al lugar había personas corriendo y un hombre tirado en el piso.

Luego el policía se dirigió hacia el hospital para informarse del estado de salud del niño y de su padre. Le refirieron que el pequeño estaba muy grave y que fue derivado a Terapia Intensiva. Se entrevistó con la madre quien se encontraba muy preocupada por el estado de salud de su hijo y le comentó que el incendio fue intencional y que fue su pareja, el autor.

El cuarto testimonio fue el de otro oficial de servicio de la Subcomisaría de Palazzo. Señaló que se dirigió al lugar y que tomó conocimiento de un incendio con gente atrapada en una vivienda. Cuando llegó se encontró que vecinos habían rescatado a dos personas, una de ellas un niño. Recordó que casualmente su esposa que es enfermera pasaba por el lugar y que asistió al nene, que le refirió que estaba gravísimo que había que llevarlo urgente al hospital y que colaboró con ello.

A continuación declaró un bombero voluntario. Manifestó que esa noche recibió un llamado por un incendio, que cuando llegan había mucha gente, que hacían señas de explosiones en la casa. La vivienda se encontraba con las luces apagadas y con la puerta lateral abierta. También había una persona en el piso que retiraron para poder ingresar con las mangueras a sofocar el incendio.

Otro de los testimonios fue el de la psicóloga forense Mariana Sánchez que tuvo varias entrevistas con el niño en las cuales no pudo lograr confianza para hablar. Dispersaba y presentaba signos de angustia y resistencia para hablar del tema, señaló. Concluyó que el niño pasaba por un estado de “estrés postraumático, y que no estaba en condiciones de llevar a cabo una declaración a través de Cámara Gesell.