Entre los prófugos hay un presunto asesino y un especialista en fugas

Se conoció públicamente ayer quiénes son los prófugos más buscados por la Justicia Penal de Comodoro Rivadavia, luego del anuncio del ministro de Gobierno, Federico Massoni y del jefe de Policía, Miguel Gómez, respecto a que en breve se incorporará una aplicación informática para que la ciudadanía tenga acceso a un banco de datos en internet donde figuren quiénes se encuentran prófugos o en rebeldía judicial. Entre ellos figuran Daniel "El Oso" Jaramillo, sospechoso de haber asesinado a José Luis Martínez, el 12 de agosto de 2012 en Rivadavia casi Martín Fierro. También Ricardo Fariña, el asaltante de la joyería "Fiorella", quien se fugó tres veces de la alcaidía policial.

El más peligroso de los individuos buscados que la Policía del Chubut -y que el Ministerio de Gobierno expondrá en breve a través de internet para que la ciudadanía avise al 101 si tiene algún dato sobre su paradero-, es Ricardo Fariña (37) quien se escapó tres veces de la alcaidía policial de Comodoro Rivadavia. Su última huida lo protagonizó esposado y con la boca cosida el 2 de diciembre de 2013. Fue cuando un solo policía lo acompañaba al Hospital Regional para recibir asistencia médica. Dicen que lo esperaba un vehículo con el que escapó rápidamente de esta ciudad.

En julio de 2008, Fariña había recibido la pena de 9 años de prisión por su participación en el asalto a la joyería “Fiorella,” de San Martín al 200, ocurrido el 26 de julio de 2007. En ese asalto se tiroteó con el propietario del comercio y recibió ocho impactos de bala. Además de resultar herido, el delincuente también hirió de gravedad al comerciante quien aún sufre los embates de los plomos en su cadera.

Días después del asalto, cuando todavía no lograban capturarlo Fariña pudo sobrevivir curándose con suero. Estaba oculto entre una inmensa cantidad de mugre de un depósito de cartones de la zona céntrica.

Una vez en prisión, casi ocho meses después, el 13 de marzo de 2009, Fariña se fugó junto a otros tres detenidos: Elvis Pérez Pereyra, Carlos Ramos y Alejandro Argañaraz. Fue al romper el policarbonato de una puerta en reparación de la alcaidía y forzar los barrotes de una ventana. Ha pasado casi la mitad de su condena prófugo. Recién en agosto de 2013 fue capturado en su ciudad de origen, Bahía Blanca, hasta que volvió a escaparse nuevamente en diciembre de ese año y no ha podido ser recapturado.

UN PRESUNTO ASESINO

Otro de los que figura entre los prófugos en Comodoro Rivadavia es Daniel “El Oso” Jaramillo, con un pedido de captura desde el 2 de mayo de 2013, dispuesto por el juez Hugo Juárez.

Jaramillo fue señalado el 12 de agosto de 2012 como presunto autor del homicidio de José Luis Martínez, ocurrido en Rivadavia casi Martín Fierro.

Martínez residía en el barrio San Cayetano y ese domingo a las 6:30 llegó en su Renault 19 hasta Alem y Rivadavia para buscar a su hijo Gabriel (24), quien había pasado la noche en un boliche bailable.

Al llegar su padre, Gabriel subió al vehículo familiar junto a un amigo y una joven. De acuerdo a los testimonios, un Toyota Corolla blanco se les puso a la par cuando se desplazaban por Rivadavia. Desde ese auto el conductor bajó el vidrio, sacó una mano empuñando un arma, apuntó y disparó. La bala destrozó el cristal de la puerta delantera derecha del R-19 y lesionó en el tórax a Gabriel Martínez.

La lesión fue superficial, ya que le ingresó por un lado del tórax, recorrió la superficie cutánea y salió nuevamente. Su padre decidió entonces perseguir al agresor.

Según la policía, José Luis Martínez colisionó varias veces al Corolla y en una de esas maniobras no midió bien y terminó estrellándose contra una palma en la vereda de Rivadavia y Martín Fierro. Golpeado, descendió del auto donde fue ejecutado por el conductor que le disparó desde el otro auto. De inmediato, el asesino huyó. El paragolpes trasero del Corolla quedó abandonado en el lugar como evidencia.

ASALTOS A MUJERES

Fabián Italo Ríos, es un joven que según confiaron fuentes judiciales está siendo investigado como sospechoso de varios robos agravados donde en la mayoría de los casos las víctimas fueron mujeres.

Una de esas víctimas, una mujer que atendía un comercio céntrico, fue golpeada en reiteradas oportunidades y el autor de la agresión y robo quedó registrado en las cámaras de seguridad del local.

En septiembre de 2016, a Ríos también lo identificaron como uno de los presuntos autores del robo “piraña” a dos operarios de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada en la avenida Chile. Según informaron fuentes policiales, las víctimas lograron verles los rostros a los delincuentes y reconocieron a través de un recorrido fotográfico a dos de los tres autores.

La policía allanó departamentos de las 1008 viviendas, entre ellos uno en donde residía Ríos.

A la vez, días antes había quedado registrado en la tienda Dunkelvolk, ubicada en Ameghino 664, en donde una mujer que atendía el local fue golpeada con la culata de un arma.

Su pedido de captura data del 1 de setiembre de 2017 y fue dispuesto por el juez Miguel Caviglia.

LO CATALOGAN COMO UN COMODIN

Otro de los que figura en los registros de la Brigada de Investigaciones es Alfredo Daniel Salas, alias “El Gordo” con pedido de captura desde el 20 de febrero de 2014, dispuesto por la juez Raquel Tasello.

Salas es sospechoso de ser un comodín del delito, según los investigadores. Presumen que ha participado de bandas dedicadas a reducir vehículos robados y también se lo ha vinculado en su clandestinidad con bandas dedicadas a ayudar a detenidos a fugarse de los distintos penales del país. Tiene contactos en toda la Argentina, dicen los que lo han buscado desde Puerto Madryn hasta Buenos Aires.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico