Entre Ríos también tuvo gran afluencia turística durante el carnaval

Durante la última semana, el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, destacó que la provincia mesopotámica “estalló el fin de semana” gracias al medio millón de personas que visitaron el distrito por el feriado de carnaval.
“La decisión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de instituir nuevamente los feriados de carnaval ha hecho que el turismo interno se incremente y esté en cifras récord”, admitió.
Urribarri dijo que, por la gran afluencia turística, en horarios pico pasaron 2.700 vehículos por hora por el puente Zárate-Brazo Largo, que conecta el sur entrerriano con el norte bonaerense.
Además, puso de relieve la diversidad de la oferta entrerriana, que “es casi imposible de encontrar en otro lugar del país”, y destacó que “en estos días muchas personas de otras provincias se me acercaron para hablarme de la paz y la tranquilidad que se vive aquí, y eso también es un valor que nosotros cuidamos mucho”.
“Por todo esto, cada turista que viene vuelve a Entre Ríos, y con dos o tres personas más al año siguiente”, aseguró el gobernador, al tiempo que recordó que este fin de semana largo entraron a la provincia más de 500.000 turistas.
También consideró que las obras de la autovía de la ruta 14 y de la autopista Córdoba-Santa Fe hacen que “tengan a Entre Ríos como el vértice o punto del embudo, y eso también contribuyó a que hoy tengamos cifras récord absolutas”.
Urribarri precisó que entre 2010 y 2011 aumentó un 21 por ciento la cantidad de asistentes a los carnavales entrerrianos, lo cual significó casi 1,5 millones de turistas. “Haber superado este año esa cifra es hablar de más de 2 millones de personas en Entre Ríos”, dijo el mandatario provincial.
Indicó que Entre Ríos ofrece al visitante entre 70 y 80 fiestas que congregan a decenas de miles de personas, como es el caso de la Fiesta de la Artesanía de Colón, que este fin de semana fue visitada por cerca de 30.000 personas.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico