¿Es conveniente el uso de los andadores para bebés?

Esta pregunta muchas veces se hace en el núcleo familiar. Y no siempre la respuesta es la correcta. La Sociedad Argentina de Pediatría desaconseja el uso de andadores por la ausencia de beneficios y el elevado riesgo de lesiones para los niños menores de 1 año.A los papás les gustan los andadores porque piensan que ayudan a aprender a caminar, y creen que es entretenido para los chicos. También se afirma que los andadores proveen mayor movilidad a los niños, los cuidan y entretienen mientras los papás hacen las tareas del hogar.Sin embargo, el andador infantil es una fuente potencial de accidentes después de 6 meses de vida y hasta el año. El uso de andadores puede causar quemaduras, intoxicaciones, ahogamiento y, fundamentalmente, traumatismos por caídas.Canadá, por ejemplo, en el año 2004 se convirtió en el primer país del mundo que prohibió la publicidad, venta e importación de andadores de cualquier forma o tipo.Se ha comprobado que los niños al movilizarse con el andador pueden quemarse con líquidos calientes, con las puertas del horno, ingerir medicamentos o sustancias tóxicas (detergentes, lavandina, cáusticos) que están a su alcance en el camino que hacen con el andador. El 40% de los niños que usan andadores sufren alguna lesión en algún momento. Por ello los pediatras desaconsejan el uso de andadores, ya que son inútiles y sobre todo muy peligrosos para los chicos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico