Eslovenia conquistó el Europeo tras vencer en la final a Serbia

El seleccionado de básquetbol de Eslovenia se abrazó ayer a la gloria y alcanzó su primera medalla de oro de la historia, al adjudicarse la final a su par de Serbia por 93-85 y asegurarse así el título del Europeo de la disciplina, que se disputó en la ciudad de Estambul, Turquía.
El encuentro decisivo celebrado en el Sinan Erdem Arena contuvo la siguiente progresión: Eslovenia 20-22, 56-47, 71-67 y 93-85.
El base Goran Dragic (Miami Heat, NBA) resultó, una vez más, la máxima figura del quinteto que conduce Igor Kokoskov, cuya mejor actuación anterior databa de un cuarto puesto en Polonia 2009.
Dragic culminó con una planilla de 35 puntos (26 en la primera parte), desglosada de esta manera: 9-15 en dobles, 3-7 en triples y 8-9 en libres. Además contribuyó con 7 rebotes, 3 asistencias y 2 recuperos.
El escolta Klemen Prepelic consiguió 21 unidades (4-8 en triples) y tomó 4 rebotes para erigirse en otro de los factores decisivos de la victoria.
El base del Real Madrid, Luka Doncic, sufrió una lesión en su tobillo izquierdo al promediar el tercer cuarto, disputando apenas 22 minutos. El juvenil, de 18 años, terminó con 8 tantos y capturó 7 rebotes.
El escolta Bogdan Bogdanovic (Sacramento Kings, NBA) fue la principal vía de gol de los serbios, conducidos por Aleksandr Djordjevic, al acumular 22 tantos, 5 asistencias y 4 rebotes.
Eslovenia dominó nítidamente las acciones durante la mayoría del partido, aunque la salida prematura de Doncic le otorgó a Serbia la chance de reaccionar y así fue que a falta de 2m. 42s., el marcador registraba una igualdad 82-82.
Pero en el tramo final del partido, los eslovenos cerraron mejor y se quedaron con el título.
Por el tercer puesto y con la medalla de bronce en juego, España doblegó a Rusia, por 93-85 (el mismo resultado que se dio en la final), para quedarse con el último escalón del podio.
El pivote Pau Gasol (San Antonio Spurs, NBA) cumplió otra labor para el aplauso sostenido, con 26 unidades, 10 rebotes y 3 asistencias.
Su hermano Marc (Memphis Grizzlies, NBA) también firmó una actuación destacadísima, con 25 tantos y 4 rebotes.
En el quinteto ruso se lució el base Alexey Shved, quien finalizó con 18 tantos y 3 asistencias.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico