Esperan los resultados de las autopsias del bombero y de los dos trabajadores rurales

Según los primeros estudios, el cabo de Bomberos, Federico Fiscina, no presentaba lesiones internas ni externas por lo que esperan para la próxima semana los resultados de la autopsia para determinar la causa de su muerte. Lo mismo ocurre en el caso de los trabajadores rurales Eusebio Gauta y su hijo Antonio, cuyas autopsias fueron realizadas ayer. Ahora se comenzará a tomar declaraciones a los otros dos peones que el miércoles efectuaban tareas en el pozo de agua de la estancia "El Estruendo", como también a las personas que trabajaron en el rescate de las víctimas. Los restos del bombero voluntario fueron despedidos ayer en el cementerio de Kilómetro 5.

Familiares y amigos de Federico Fiscina le dieron el último adiós ayer cuando sus restos fueron sepultados en el cementerio de Kilómetro 5. El bombero de 39 años murió el miércoles cuando intentaba rescatar a Eusebio (69) y Antonio Gauta (42), quienes se introdujeron a un pozo de agua en la estancia “El Estruendo”, ubicada a unos 75 kilómetros de Comodoro Rivadavia.

En ese marco, la fiscal general Camila Banfi explicó que el cuerpo del segundo mártir de la historia de Bomberos Voluntarios de Comodoro Rivadavia no presentaba lesiones internas ni externas por lo que se “descarta algún golpe o alguna caída hacia el interior del pozo”.

“Aparentemente, al ingresar al pozo fue quedándose sin oxígeno. El equipo que tenía puesto emite un sonido, ese sonido empezó funcionar en el interior del pozo. Es posible que haya quedado enganchado de la escalera metálica. En ese intento no se lo pudo divisar y su compañero no lo pudo rescatar. Luego asistieron más dotaciones de bomberos, dos horas después”, detalló.

Banfi también aseguró: “el bombero iba con todo su equipo puesto: la máscara, el tubo, y todo el equipo. Cuando se sacó el cuerpo (del interior del pozo) se lo ve con su equipo puesto. Ahora habrá que analizar y peritar todos esos elementos”, indicó.

En diálogo con radio Del Mar, la representante del Ministerio Público Fiscal manifestó: “en el pozo también había humo, una especie de combustión que es lo esperamos analizar para saber qué fue lo que pasó”. El humo habría sido desprendido por la motobomba que funciona en el pozo utilizado para darles agua a los animales de la estancia.

Además, la fiscal aseveró que los resultados de las autopsias practicadas al bombero y a los dos integrantes de la familia Cauta estarán disponibles la próxima semana. “Las novedades por ahora son parciales porque se hacen exámenes externos e internos, pero la forense no puede consignar la causa de muerte hasta tanto no tenga los estudios complementarios de laboratorio”, indicó.

Banfi se refirió a las dimensiones del aljibe al que se habían introducido los peones rurales que intentó rescatar el bombero. “El diámetro es muy reducido donde solo podía ingresar una persona a la vez” y “tiene una profundidad importante”.

Por otro lado, la fiscal sostuvo que la investigación recién comienza por lo que no se han tomado declaraciones a los dos peones que acompañaban a Eusebio y Antonio Cauta como a los otros rescatistas. “Vamos a comenzar a realizar las entrevistas de los dos peones que estaban acompañando a las víctimas y al equipo de rescate que no lo hemos hecho porque estamos en una etapa de investigación objetiva”, subrayó.

En el caso se encuentra trabajando el licenciado en Criminalística, José Díaz, quien concurrió a la estancia “El Estruendo” y realizó informes fotográficos y videos.

A 25 METROS DE PROFUNDIDAD

El jefe del Destacamento 1 de Bomberos Voluntarios de Comodoro Rivadavia, José Ayamilla, se refirió al rescate de los cuerpos de los peones, lo que se logró el jueves. Ya el mismo día de la tragedia se había logrado rescatar el cuerpo de Fiscina a unos 25 metros de profundidad.

Sobre la tarea para rescatar los cuerpos de los trabajadores rurales, detalló: “se trabajó en conjunto con Prefectura, Policía y Bomberos. Nuestro móvil salió con todas las herramientas necesarias para hacer el rescate. Se convocó a la Brigada del Departamento de Rescate, que son chicos especializados, a cargo del subcomisario Diego Galleguillo”, aseveró.

Asimismo, Ayamilla detalló: “primero controlamos la zona con detectores de gas y demás para que el área esté segura. Ahora están en el lugar peritando para saber qué sucedió. En el rescate trabajaron ocho bomberos de Comodoro y se hizo una revisación con cámaras para localizar los cuerpos y con sogas los pudieron levantar”.

En este sentido, el jefe del Destacamento 1 valoró el trabajo de sus compañeros al sostener: “me siento orgulloso de trabajar con profesionales porque era muy riesgoso” y destacó que una carava acompañó ayer el cortejo fúnebre de Fiscina hasta el cementerio de Kilómetro 5 para darle el último adiós.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico