Esperan que en las próximas horas amarre el buque donde fue violada la marinera

Tras la denuncia de la tripulante correntina, víctima de abuso sexual en altamar, el fiscal Martín Cárcamo indicó que una vez que estén los resultados de las pruebas, "quizás podamos estar en condiciones de reunir los elementos e iniciar la investigación del caso". Se investiga a los compañeros que tuvieron trato directo con la víctima hace una semana en el barco "Altalena".

Es la primera vez que la Agencia de Delitos Sexuales del Ministerio Público Fiscal, a cargo del fiscal general Martín Cárcamo, investiga “un caso de estas características", en donde una mujer habría sido sometida a un ataque sexual en el barco en el que se desempeñaba como tripulante.
La víctima, de unos 30 años, era la primera vez que se embarcaba y lo hizo en el buque pesquero “Altalena” que opera en aguas patagónicas. Tal como publicó El Patagónico en su edición del sábado, la mujer fue violada después de que consumió una copa de vino durante una cena. Se supone que a la bebida le habrían colocado alguna sustancia para dormirla.
Según la hipótesis fiscal, el abuso sexual habría sido planeado por los propios compañeros de la tripulante. La mujer aseguró ante las autoridades intervinientes que el vino tenía un sabor raro y a la mañana siguiente se despertó con la calza térmica rota y con dolores genitales.
Ante la gravedad del hecho, Cárcamo detalló ayer en Radio del Mar que “se aplicó el protocolo de intervención para este tipo de hecho, con la salvedad de que este hecho ocurrió en altamar. La denuncia se radicó en Prefectura, se tomaron muestras de la víctima y muestras de toxicología”.
También agregó que inspeccionaron el barco y levantaron rastros para “relevar el lugar donde se habría cometido el hecho. La víctima ha sido precisa y en base a las pericias toxicológicas esperamos poder acreditar el extremo del caso”.
En cuanto a las sospechas de los marineros involucrados, el fiscal remarcó que “ninguna hipótesis puede ser desechada”, así como "se vincula a las personas que tuvieron trato directo con la víctima al momento en que se estaba consumiendo esta bebida alcohólica con la que habría sido intoxicada”.
En función de las tareas periciales, Cárcamo estimó que en unos 45 días "quizás podamos estar en condiciones de reunir los elementos e iniciar la investigación del caso. Todas las medidas están en curso y a medida que vayamos obteniendo los resultados, podremos iniciar la imputación contra uno o algunos tripulantes de la embarcación”.
Aseguró que conforme a lo informado por Prefectura, "hay registros documentales de todo el movimiento que los marineros realizan. Es posible precisar la localización de cada uno de ellos; en general suelen ser personas radicadas en extraña jurisdicción". Los 19 tripulantes son oriundos de Mar del Plata, Corrientes y de esta ciudad.
El fiscal anticipó también que “en las próximas horas estaría desembarcando el buque con la misma tripulación” en el puerto local.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico