Esperó que llegara el remis para matarlo de dos tiros

Se inició ayer en Sarmiento el juicio oral y público contra Maximiliano Neihual, acusado por la fiscalía como presunto autor de los delitos de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en concurso real con homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en grado de tentativa.

El tribunal del juicio, está integrado por los jueces Alejandro Rosales, Daniel Pérez y Jorge Criado.

El asesinato de Bruno Suárez (19) ocurrió el 30 de mayo del año pasado en el interior del pub «Los Tres Hermanos». En esa ocasión, a las 2:45, Maximiliano Neihual (23) disparó su arma de fuego contra un grupo de cuatro jóvenes, que se encontraba compartiendo una cerveza en la barra del local.

Uno de los proyectiles impactó en el abdomen de Bruno Suárez. Esta herida, finalmente, le produciría la muerte. El adolescente, estudiaba en la Escuela Para Jóvenes y Adultos (EPJA) 756.

Otro de los integrantes del grupo de la víctima también fue alcanzado por uno de los disparos. Afortunadamente solo sufrió lesiones. Hoy continúan las audiencias desde las 8:30.

VIDEO CONFERENCIA

En la primera jornada, la parte acusadora peticionó convenciones, probatorias y que las declaraciones de cuatro testigos se realicen mediante el sistema de video conferencia desde las oficinas judiciales de Rawson y Comodoro Rivadavia.

Asimismo, la fiscal Laura Castagno requirió al tribunal que se permita incorporar el agravante de alevosía en la calificación legal. Su pedido se origina en función de que el magistrado Jorge Novarino -juez de la audiencia preliminar- no había hecho lugar a la misma cuando dictó el auto de apertura a juicio.

Por su parte, el defensor Oyarzún se opuso a la incorporación del agravante en la calificación. El letrado considero que está legalmente prohibido en esta etapa del proceso.

Luego de un cuarto intermedio, el tribunal resolvió no hacer lugar al pedido de la representante del Ministerio Público Fiscal.

Por otra parte, la fiscal Castagno presentó su teoría del caso y adelantó que luego de la declaración de autor penalmente responsable para el acusado, pedirá una pena que va de los 24 a 30 años de prisión.

En tanto, los abogados defensores, indicaron que trabajarán sobre las cuestiones relativas a la imputación por tentativa de homicidio. A ello, el abogado Marcelo Catalano consideró que la calificación adecuada para esa causa es la de lesiones leves.

«Cuando la señora que atiende el pub le dijo que había llegado el remis, Neihual fue hasta la puerta y empezó a disparar», señaló.

DEL FUTBOL A LA MUERTE

El único testigo que declaró ayer fue el amigo de Bruno Suárez, quien también fuera alcanzado por los disparos del arma del acusado. Según relato la víctima, esa noche habían jugado al futbol junto a Bruno y otros amigos en la cancha «El buen pie», ubicada en el barrio «Las Cañitas».

Al finalizar el partido, subieron a dos vehículos y fueron hasta el pub «Los tres hermanos» a tomar una cerveza. Allí observó cuando Neihual ingresó al local junto a dos mujeres. En este contexto, aseguró que el imputado no mantuvo contacto con ellos en ningún momento de la noche.

Por último, indicó que pudo escuchar cuando la encargada del local le avisó al procesado que había llegado el remis solicitado por Neihual y sus acompañantes. Luego, vio cómo el acusado desde la puerta de ingreso al pub efectuaba los disparos. El ataque era en dirección a su grupo. Describió el sonido de al menos cuatro estampidos.

En este contexto, pudo refugiarse detrás de una banqueta, pero igualmente fue alcanzado por un proyectil que impactó en su brazo.

Finalmente, se acercó a Bruno Suárez para auxiliarlo mientras esperaban la llegada de una ambulancia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico