Esquel: un joven pidió ser internado en el Cose

La juez de la causa que investiga el doble crimen ocurrido el 8 de julio pasado en Trevelin ordenó la internación del joven imputado en el Centro de Orientación Socio Educativa (Cose) de Esquel. El acusado lo pidió con el acuerdo de su madre, el defensor y la Asesoría de Menores. Dijo que se «aburre» en la casa materna, lugar en el que cumple prisión domiciliaria.

La medida había sido dispuesta en una audiencia de control de detención y confirmada en otra audiencia de revisión a pedido de la defensa. En ambas audiencias la Fiscalía había pedido que fuera internado en el Cose mientras dure la investigación por considerar que sus padres no pueden garantizar la contención que el joven necesita.
El jueves último se realizó la audiencia solicitada por el defensor, en la que éste expuso los motivos por los cuales entiende que su representado se sentirá mejor en el Centro Socio Educativo de Esquel, ya que allí podrá realizar diferentes actividades dentro y fuera de la institución.  El letrado aprovechó la oportunidad para dar a conocer a la Fiscalía y a la juez que se desvinculó de la defensa del otro imputado, mayor de edad, por entender que tienen intereses contrapuestos en el marco de la causa.
El joven, consultado por la juez sobre los motivos del pedido que efectuaba ya que se trata de una medida más gravosa que la que venía cumpliendo, alegó que se cansó «de estar encerrado y sin nada que hacer más que ver televisión».
Por su parte, la madre manifestó su acuerdo y la asesora de menores indicó que siendo un pedido del joven sólo debe velarse para que el plazo que permanezca en el Cose sea lo más breve posible, que tenga actividades de su interés para realizar y en lo posible que se le haga un estudio profundo de su personalidad para saber cómo llegó a esta situación.

UN MES
La Fiscalía manifestó su conformidad con el pedido y reiteró los fundamentos por los que en otras audiencias se había opuesto a que el joven cumpliera la medida de privación de la libertad en el domicilio de su madre.
Agregó la funcionaria que tomó conocimiento por informes de la policía de Trevelin de visitas que recibía el menor en su domicilio, como por ejemplo la del hermano de la concubina del otro imputado en la causa del doble crimen, quien le llevaba bebidas alcohólicas.
A raíz de esto, la madre habría ido a esa comisaría para informar lo sucedido y afirmar que no podía controlar la situación.
La fiscal reiteró que la medida debe continuar hasta la realización del juicio, fundada en el peligro de entorpecimiento de la investigación, y aclaró que en breve se presentará el pedido de elevación a juicio. «Sólo resta que lleguen los resultados de la pericia de ADN y que se practique una pericia criminalística; luego de esto presentaremos la acusación en un plazo menor de tres meses, que es el que propusimos para la investigación», dijo.
La juez resolvió la detención del menor en el Cose durante un mes. Antes de cumplirse la fecha se realizará otra audiencia de control para definir de qué modo continuará su situación.
El joven podrá realizar todas las actividades comunes de la institución, pero no podrá ir a Trevelin, ni tomar contacto con los testigos de la causa que lo tiene por imputado.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico