Está detenido en la Alcaidía y sube fotos al Facebook

Tal como ocurrió en julio de 2014, cuando a través de redes sociales comenzaron a circular fotografías de detenidos en la alcaidía policial de Comodoro Rivadavia, ayer se dio a conocer un nuevo caso de este tipo. El involucrado es Miguel Ives Rodríguez de 26 años, quien fue sentenciado el lunes a 8 años de prisión por el homicidio de Carlos Torres, ocurrido en Kilómetro 5.

“Por tu pronta libertad amigo”, “Fuerza che”, “Los dueños del pabellón” son algunos de los mensajes de aliento que recibe mediante la red social Facebook, Miguel “el flaco” Ives Rodríguez (26), quien el lunes fue condenado a 8 años de prisión, en un juicio abreviado. Fue por el homicidio de Carlos Torres, ocurrido el 21 de setiembre del año pasado en Kilómetro 5.

Ayer, a través de Elpatagonico.net, se dieron a conocer fotografías de Rodríguez en la cárcel subidas a la red social Facebook. Las mismas fueron publicadas en el perfil “El flaco Ives” y actualizadas en la madrugada del 31 de diciembre.

En la imagen se lo puede ver junto a un grupo de jóvenes con una bandera de aliento al club Ferrocarril del Estado que dice la leyenda: “Ferro manda”. Sin embargo, esta no es la única fotografía que el joven condenado ha publicado en estos últimos meses, mientras se encontraba detenido en prisión preventiva, desde el 2 de octubre, día en que fue apresado tras ser considerado autor del crimen que el último lunes reconoció.

Es que el 12 de noviembre también subió una imagen, y días anteriores actualizó su estado con comentarios que podrían tener una vinculación con la causa en que está implicado.

UNA HISTORIA QUE SE REPITE

Esta no es la primera vez que detenidos en la alcaidía de Comodoro Rivadavia publican fotos desde la cárcel. El lunes 21 de julio, a través de la misma red social, comenzaron a circular unas diez imágenes de procesados y condenados que se encontraban alojados en el pabellón 1.

Los detenidos estaban posando lo que despertó la indignación de los cibernautas que comenzaron a compartir esas imágenes.

Un día después, el por entonces jefe de la Unidad Regional de Policía, José de la Cruz Castillo, junto al subcomisario Marcelo Ponce, jefe accidental de la alcaidía policial, ejecutaron un operativo de requisa junto a la Sección Operaciones y Canes.

De esta forma, se secuestraron tres teléfonos celulares: dos con funciones básicas que permitían mandar mensajes y llamar; y el restante con funciones de internet con el que se habrían subido las fotografías.

El celular marca Samsung, fue incautado en la celda de Denis “el Gato” Barrientos, condenado en abril de 2013 a 5 años y 8 meses de prisión por una veintena de causas por distintos delitos.

En ese momento, desde la Unidad Regional se solicitó a las autoridades instalar inhibidores de señales de teléfonos celulares. Sin embargo, no se habría hecho lugar al pedido, presuntamente por cuestiones presupuestarias.

Hay que recordar que a los internos que le secuestran teléfonos celulares, les aplican sanciones por el incumplimiento del régimen disciplinario. Todos los informes negativos que los presos acumulen durante su detención pueden llegar a incidir para que les nieguen la libertad anticipada en caso de cumplir los años necesarios para acceder a ese beneficio. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico