Esta provincia es considerada una de las mecas de la pesca con mosca

Neuquén constituye un verdadero paraíso para la pesca con mosca, siendo uno de los sitios más reconocidos a nivel mundial. Se destacan dos cuencas pobladas por salmónidos: al sur, la cuenca del río Limay y al norte, la cuenca del río Neuquén.
Este último nace tímidamente para luego crecer en caudal hasta confluir con el Limay en el límite Este de la provincia. Si bien los pesqueros de esta cuenca no tienen la fama de los del sur, muchos concurren a ellos por la gran cantidad de capturas que allí se dan.
Por su parte, al sur del territorio neuquino, en la cuenca del río Limay, se localiza la conocida boca del Río Chimehuín (recientemente declarada Area Protegida Provincial), cerca de Junín de los Andes; la boca del río Correntoso, con desembocadura en el lago Nahuel huapi y la boca del río Limay. Estos sitios son conocidos por la cantidad y la calidad de las truchas que allí se obtienen. Otros pesqueros importantes pertenecientes a esta cuenca son los ríos Traful, Collón Curá, Malleo, Caleufu, Aluminé, Quilquihue y Quillén.
Las especies más codiciadas son la trucha Arco Iris, la trucha Fontinalis, la trucha Marrón, entre otras. También lo son algunas especies autóctonas como la Perca y el Pejerrey Patagónico.
San Martín de los Andes, Junín de los Andes, Villa La Angostura, Villa Traful, Aluminé, Villa Pehuenia, Caviahue – Copahue, Piedra del Aguila , Chos Malal, Neuquén Capital y Villa El Chocón , ofrecen inmejorables servicios a todos aquellos que se acerquen a sus ríos y lagos para practicar esta actividad que genera cada vez más adeptos.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico