Esta vez no funcionó el "si pasa, pasa"
Al final los mismos que crearon el problema, lo terminaron postergando al menos por un mes. La alianza Cambiemos estuvo a punto de quebrarse y quedó expuesto el responsable del Plan Patagonia. Concejales a escena y monstruos sueltos.

Marcha atrás

Finalmente, Nación decidió quitarle de encima a la Corte Suprema de Justicia –al menos por ahora- la responsabilidad de decidir si es constitucional o no reducirles asignaciones familiares a más de 100 mil chicos en la Patagonia. El jueves a la noche, los compungidos rostros de ministros como Rogelio Frigerio (n) y Marcos Peña Braun anunciaban que la administración Macri decidía postergar al menos por un mes el ajuste que comenzaría el primer día de septiembre. Más allá de quienes se atribuyan el retroceso, debe quedar claro que no es que el mejor equipo de los últimos 50 años (+2 y medio) exhibió de repente algún grado de empatía con el pueblo al que representa, ya que si ello fuera así también habría hecho lo propio con los chicos del norte del país, lo cual no ocurrió. Además, quedó claro que la Patagonia debe seguir con la guardia alta porque no se archivó la intención, sino que se la pospuso mientras se analiza de qué otro lado se puede recortar la plata necesaria para cumplir las pautas del FMI.

Que se doble, pero no se rompa

En un momento donde a la alianza gobernante no le sobra nada y han quedado expuestas sus más crudas miserias, tener chances de victoria en las elecciones del próximo año les hizo rever lo que eran imposiciones hasta el miércoles. Pero sin dudas en Nación no esperaban que la protesta social y política fuera tan fuerte, ni que saltaran hasta los de su propio bando, poniendo en tela de juicio la mismísima posibilidad de que se mantuviera la coincidencia de intereses entre radicales y neoliberales. “Los principios radicales están en pugna con estas definiciones políticas que el Gobierno nacional viene adoptando”, advirtió un contrariado Eduardo Conde, uno de los tres diputados provinciales que Cambiemos tiene en Chubut.

La diferencia

Entre los más descolocados estaba el diputado nacional Alberto Gustavo Menna, quien hasta el jueves a la tarde había sido de los más tímidos a la hora de los cuestionamientos, optando por las redes para expresar lo que pensaba. Sin embargo su tono mutó casi a la euforia tras el anuncio de Frigerio, Peña Braun, Dujovne, Triaca y Basalvilbaso. Quien aspira a ser candidato a gobernador habló entonces de la “comprensión” del Gobierno nacional donde, a diferencia del anterior, “los legisladores oficialistas también somos capaces de disentir y expresar nuestras preocupaciones, además de ser escuchados con respeto y atención”. Fue una respuesta para no pocos, entre ellos el concejal Nicolás Caridi, quien horas antes le había dedicado un párrafo al exsíndico del Banco Chubut. “En la Cámara de Diputados votan una cosa y cuando bajan a su provincia dicen otra. Lo que debería hacer un legislador electo no es manifestarse por los medios, sino en su banca”, había expresado el joven legislador local.

Prueba de fe

Como para que no queden dudas de que la alianza Cambiemos por ahora no se quiebra, el jueves hubo una reunión de radicales de la zona del valle en Gaiman, donde estuvo otro de los diputados provinciales del macrismo, Manuel Pagliaroni. Tras destacar el papel que jugó Menna en el reclamo para que no se recorten las asignaciones familiares, se criticó al Gobierno provincial y se coincidió en la necesidad de preservar la unidad ante la inminencia de unas elecciones donde no será sencillo ser la cara del ajuste en Chubut. No por nada, el sector que responde al extitular de la Unidad AMIA, Mario Cimadevilla, analiza seriamente despegarse del todo de un Macri que ya no es pura ganancia.

El peso de la movilización

Más allá del súbito interés de los funcionarios nacionales por la suerte de miles de chicos patagónicos, sin duda influyeron en la marcha atrás las movilizaciones registradas a lo largo de la semana que medió entre lo que apareció en el Boletín Oficial y la conferencia de la suspensión por 30 días. Y no solo las promovidas por la dirigencia política, sino también la de los ciudadanos de a pie. Además de lo que se vio en las calles, pesaron los comentarios en las redes, donde en un tema tan espinoso los trolls optaron por llamarse a silencio. No es lo mismo atacar a los defensores de los pueblos originarios que a los que invocan los derechos de la niñez. “Este es un logro de todos los patagónicos”, sintetizó el intendente Carlos Linares.

La guardia alta

De todos modos, se sabe que en el próximo presupuesto habrá recortes que afectarán a los chubutenses en general porque al no circular plata, se venderá menos y crecerán la recesión y el desempleo, mientras algunos sentirán el impacto en forma directa, como pueden ser los jubilados si les eliminan el plus por zona; o los docentes si dejan de percibir el Fondo de Incentivo; o los que se desplazan en transporte público si no hay más subsidios. También pueden ser todos los que utilizan luz y gas; y los gobiernos provincial y municipales si ya no les remiten el Fondo Sojero y/o aportes para construir viviendas, por lo que se volverían cotidianas las manifestaciones de los muchachos de la UOCRA, entre otros. Será toda una prueba para el gobierno de Mariano Arcioni, quien ya avisó: “sepan que no hay lugar para una nueva propuesta; los patagónicos no van a ceder ningún derecho”.

Uno que vio luz

“La Patagonia fue dejada mucho tiempo de lado, siendo que nosotros somos los que más aportamos, lo que deja a las claras que estamos ante un gobierno centralista, cuando lo que necesitaríamos es más federalismo, por eso debemos hacer que nos respeten y hacer valer nuestros derechos”, remarcó Arcioni tras conocerse la marcha atrás de Macri. Antes de ello el gobernador de Chubut trajinó sin descanso buscando apoyo para no perder derechos. El martes, por ejemplo, se reunió con el senador rionegrino Miguel Pichetto, quien viene diciendo que en 2019 podría ser candidato a Presidente. El es parte del llamado “peronismo amigable”, un espacio que comparte con el salteño Juan Manuel Urtubey y Sergio Tomás Massa, entre otros. Justamente, aprovechando esa reunión, Pichetto anunció públicamente que proyecta una pronta visita a Chubut. ¿Quién será aquí su base de apoyo? Linares seguro no. ¿Sastre? ¿Maderna? ¿Mac Karthy?

Ofendida

En la citada reunión que se hizo con Pichetto en el Congreso, estuvieron junto al gobernador Arcioni dos de los tres senadores que tiene Chubut: Mario Pais y Alfredo Luenzo. Justamente la tercera representante fue la de la discordia, ya que no la convocaron. “Parece que para Arcioni no soy una senadora de Chubut”, dijo Nancy González, aprovechando para pegarle a Pichetto: “no puede ganar en Río Negro; no sé cómo se puede querer presentarse a candidato a Presidente”.

Dar la cara

Es lo que se le empieza a exigir a Sebastián José Lew, el coordinador del Plan Patagonia del gobierno macrista. En la semana que pasó lo cuestionaron a lo largo y a lo ancho de la región por el fallido de las asignaciones que por ahora no se recortan. En Neuquén la senadora del MPN, Lucila Crexell, recordó que en su provincia avanzaron solo 3 de las 38 iniciativas lanzadas en Viedma en febrero de 2017. Mientras, en la última sesión del Concejo Deliberante de Comodoro, Ricardo Gaitán dijo textualmente: “estoy cansado de escuchar sobre el Plan Patagonia”, por lo cual aprovechó para invitar a Lew “a que nos venga a explicar al cuerpo de legisladores en qué consiste el Plan Patagonia, que para mí es un título. Yo no he visto alguien que me diga ‘es esto, lo vamos a sostener y financiar de tal o cual manera’; nada de eso ocurrió”.

Aquel desaire

En la misma sesión, el concejal Guillermo Almirón recordó que “en Río Negro han bajado bastante dinero desde el Plan Patagonia, lo que representaba 384 mil millones de pesos”, contrastándolo con lo que aquí ocurre. “Cuando discutíamos estas cuestiones vinieron a presentar el Plan Patagonia al Hotel Lucania y no dejaron entrar ni al gobernador de aquel entonces, Mario Das Neves”, dijo, por lo que tildó a dicha presentación como un “eufemismo” porque “si nosotros que somos locales no sabemos qué es, desde ahí arranca mal. No han querido dejar participar a los actores locales, por lo que estamos solicitando un desarrollo y espero que la reunión (con Lew) se pueda gestionar”.

Prosapia radical

“Sebastián José Lew tiene una amplia trayectoria en organismos internacionales, estudió Ciencia Política en la Universidad de Buenos Aires, tiene un master en Desarrollo por la Universidad de Warwick en Reino Unido y estudios de posgrado en Planeamiento Urbano por la Universidad de Illinois en Chicago. En los últimos años, fue consultor para ONU-Hábitat y se desempeñó en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) trabajando en distintos países de Latinoamérica con proyectos de vivienda y desarrollo urbano”.

Eso es lo que dice el currículum de quien reemplazó a Ignacio Torres cuando éste ascendió a coordinador del Ministerio del Interior. Hay que agregar que es hijo de Jorge Lew, aquel que fuera compañero de fórmula de José Luis Lizurume en 1985, cuando enfrentaron a la fórmula Mac Karthy-Lamberti para renovar dos bancas a diputado nacional. Esa elección fue famosa porque al final entraron los dos del valle. Lew padre luego dejaría la militancia partidaria, aunque no la política. Fue presidente de la Cámara de Comercio y supo hacer buenas migas en su momento con Carlos Maestro. La creación de la Escuela de Negocios de la Patagonia surgió de esa usina. También su cierre.

Hombre previsor

La posibilidad de que se elimine la totalidad de los subsidios al transporte a partir de 2019 puso en alerta a los concejales. Ello fue reconocido por los propios ediles de Cambiemos, quienes anticiparon la necesidad de reformular el sistema de transporte si esto se concreta. En tal sentido, José Gaspar afirmó que “el impacto sería de 150 millones que tendría que subsidiar el municipio en 2019 si esto se concreta. Si vemos venir un tren, no queremos que nos pase por encima; por eso queremos que se evalúe una modificación en el sistema de transporte si queremos brindar un servicio acorde a lo que la gente necesita”. De hecho, desde que empezó la semana se viene hablando de que al eliminarse el subsidio, el boleto mínimo en Comodoro tendría un valor de 35 pesos.

Avispón amarillo

No solo con el joven Lew estuvo áspero el concejal Gaitán en la última sesión, sino que también criticó a otro personaje del Gobierno nacional que apareció tras el temporal de 2017. Justamente, al reclamar soluciones de una vez para los damnificados por aquel siniestro, el último referente local de Chubut Somos Todos recordó que “algunos vecinos nos manifestaron que algunos funcionarios nacionales como Fernando Álvarez de Celis les plantearon la necesidad de tener algunas reuniones políticas en vista del 2019. Creo que esto es grave porque Comodoro no se merece pasar por esta situación, máxime cuando los compromisos de obras todavía no los vimos; todavía no podemos ver obras de impacto del gobierno nacional o provincial. Me preocupa porque algunas avispas ya andan picoteando y están tratando de, en una ciudad que resurge sola, con sacrificio, aprovecharse de los que sufrieron el temporal. Son miserables que vienen a hacer política barata, pero si creen que por un par de vouchers de materiales pueden comprar a la comunidad de Comodoro, se equivocan”.

La última cosecha

Cuentan que entre los próximos recortes de Nación a las provincias figura no coparticipar más el Fondo Federal Solidario, que es lo que se recauda por exportación de soja. Más allá de ello, en Chubut hay un conflicto porque muchos municipios acusan a Provincia de haberles retenido lo que les correspondía este año. El que dio la cara al respecto fue el ministro de Economía, Alejandro Garzonio. “Para poder distribuirlo a los municipios necesitamos una ley que es el consenso fiscal provincial al cual adhirieron casi todos los municipios salvo Comodoro y Rawson”, dijo el funcionario.

Además, sostuvo que “pedimos un dictamen legal porque intentamos distribuirlo a través de la ley anterior porque no existía en iguales características. Tiene que haber otra ley aprobada que es el consenso fiscal provincial, el cual de forma automática coparticipa los fondos a municipios”, aclarando que si Rawson y Comodoro no firman, “se afectan las arcas de ellos porque no recibirían los fondos. Hay un pedido de espera para que adhieran en 60 días, sino los fondos se redistribuyen entre los municipios”.

El hombre que suda

Algunos dirigentes políticos con aspiraciones de ser candidatos a algo en 2019 dedicaron bastante energía en los últimos días a intentar defenestrar la realización de la Feria del Libro en Comodoro, basándose en que varios de los expositores están claramente identificados con el kirchnerismo. Obviamente, omiten que también se presentan otros referentes que precisamente no comulgan con ese ideario. El concejal Pablo Martínez, por ejemplo, hasta efectuó un pedido de informes al Ejecutivo para conocer el costo de los once días de actividad cultural. De este modo, deja de manifiesto que en su mentalidad solo hay lugar para el costo-beneficio. Es como Macri cuando considera un gasto pagar salarios dignos, o invertir en infraestructura sin que sea necesario pedir un crédito para pagar un escape de gas.

Lo cierto es que en la inauguración de la Feria el concejal sudó bastante y no paraba de pasarse la manga del saco por la frente cuando el intendente Linares le dedicó un largo párrafo. “Quiero llevar tranquilidad al concejal Martínez que envió una nota pidiendo un informe de la Feria. Quiero decirle que para su tranquilidad vamos a evacuar cualquier tipo de dudas que tenga, pero me gustaría también que una vez llamen para colaborar con la Feria del Libro. La Patagonia la hacemos y la defendemos entre todos. Esta no es una ‘feria política’, como la quieren disfrazar. La gente va a responder viniendo”, concluyó.

Los últimos leales

Chubut Somos Todos fue noticia en las últimas horas por dos hechos. Por un lado se conoció la desafiliación de su exapoderado, Diego Martínez Zapata. El exprocurador general ya se había ido de la función pública cuando trascendió que estaría involucrado en casos de corrupción junto a lo que fuera la mesa chica del último gobierno de Mario Das Neves. Por otra parte, el próximo martes se constituye la junta directiva que deberá elegir al nuevo presidente del partido. Para ese cargo hay dos candidatos: el intendente de Gualjaina, Marcelo Limarieri, y el titular de Corfo, Máximo Pérez Catán. Dicen que el primero tiene más chances. La continuidad de este partido provincial es importante para Mariano Arcioni porque podría ser su plataforma para una eventual reelección el año que viene.

Un monstruo viene a verme

Y este no cuenta historias ejemplificadoras, sino que protagoniza episodios de terror. El dirigente sindical de los docentes, Daniel Murphy, fue víctima de un abierto acto de hostigamiento por parte de efectivos de Gendarmería, quienes para entregarle una citación judicial no le tocaron el timbre de su casa, sino que esperaron a que saliera de su casa junto a sus hijos menores para prácticamente conminarlo a que firmara la notificación. Como el docente se negó, hicieron sonar sirenas que alertaron a toda la cuadra mientras lo grababan con celulares.

Es una lástima que los “centinelas de la Patria” se dediquen en la actualidad a este tipo de tareas, así como a perseguir manifestantes; invadir propiedad privada e infundir tal grado de temor que hasta quienes no saben nadar prefieren arrojarse al río antes que ser víctimas de su furia. Y pensar que hay un célebre personaje de historieta, Hilario Corvalán, al que muchos pretendían emular en los años 70.