Estaba alcoholizado y manejó en contramano

Esta mañana dos autos fueron trasladados al corralón muncipal. Uno de ellos por maniobras peligrosas y otro por manejar en contramano. Ayer se produjo un fuerte choque entre un Peugeot 206 y un Renault 18 Break, y al parecer, uno de los conductores estaba borracho.

 Hoy a las 7.35 de la mañana, Pablo Andrés González de 26 años, ingresó en contramano a la calle Sarmiento y en la esquina de 25 de Mayo fue interceptado por la policía de la seccional Primera, quienes llamaron a los inspectores de tránsito para realizarle el control de alcoholemia.

“Le hicieron el test y tenía 1,76 alcohol en sangre, por lo que el auto fue trasladado al corralón”, dijo el subsecretario de Control Operativo Ricardo Murcia, quien señaló que el joven tenía el registro de conducir vencido.

Murcia también informó a Patagónico que a las 7.20 de la mañana sobre la calle Rivadavia, un joven fue detenido por el personal policial cuando realizaba maniobras peligrosas. “Iba haciendo zigzag en plena avenida”, dijo el funcionario y resaltó que el vehículo también fue llevado al corralón ya que no “tenía ningún tipo de documentación, estaba sin carnet y sin seguro”. 

CHOQUE EN ESTADOS UNIDOS Y ALCORTA

Los conductores de un Peugeot 206 y un Renault 18 break protagonizaron ayer una fuerte colisión y aunque no se registraron heridos sí se tuvieron que lamentar importantes daños materiales. Al parecer, uno de los automovilistas conducía bajo los efectos del alcohol.

El accidente se registró a las 18:10 sobre la avenida Estados Unidos y Alcorta del barrio José Fuchs. De acuerdo al relato que efectuó a este diario Pablo Ruiz, conductor del Peugeot –dominio HHC 578—, él se desplazaba por la avenida en sentido este-oeste, es decir en dirección a Canadá.

Según la misma versión, el propietario del Renault 18 break se le habría cruzado cuando iba en la misma dirección y Ruiz no pudo evitar el impacto de atrás. El Peugeot 206 se llevó la peor parte y terminó con la trompa destrozada.

En tanto, el otro vehículo pudo continuar sin mayores daños en la parte trasera, señalaron los efectivos intervinientes. Estos además indicaron que uno de los conductores conducía en aparente estado de ebriedad.

Ninguno de los conductores resultó lesionado e intervino personal de la Seccional Tercera que labró las actas de rigor. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico