"Estaba bajo los efectos del alcohol", dijo la "Cheta"

La mujer que protagonizó un escándalo y discriminó a una oficial de policía que intentaba reducirla se disculpó este lunes por sus dichos. 

“No me reconozco en este hecho ocurrido, estaba bajo efectos del alcohol. No fue mi intención insultar a los policías. No tengo nada en contra de ellos. No quise insultar a otro tipo de gente. No quise que nadie se sienta ofendido tras mis palabras”, dijo Eliana Sosa, la joven de 19 años, en diálogo con A24.

La mujer procuró que se le creyera estar arrepentida y reiteró su pedido de disculpas “a todas las personas que se sintieron mal por lo dicho”. Asimismo, afirmó que ya pidió una “mediación” para “pedirles disculpas cara a cara a los policías”, y manifestó su deseo de que se las acepten.

A su vez, admitió que aunque sus disculpas “no reparan el daño que hizo”, indicó que “es lo que debe hacer”. “Después, lo que se haga aparte, voy a aceptarlo y voy a hacerlo, como un castigo”, dijo y aseguró que “no va a volver a pasar este hecho; no va a volver a ocurrir bajo ninguna circunstancia. Es lo único que tengo para decir”. La joven también se ofreció a hacer tareas comunitarias para compensar su comportamiento

El hecho ocurrió durante la madrugada del jueves pasado en el barrio porteño de Colegiales. La mujer que se encontraba bajo los efectos de las drogas y el alcohol, discutía con su pareja cuando en medio de un ataque de furia agredió a una mujer policía y besó a otro oficial que intentaba reducirla. Los vecinos tuvieron que llamar al 911 ante el escándalo que se estaba produciendo en plena calle.

Cuando la agente la instaba a calmarse, la joven le gritó al hombre que la filmaba: “¡Dejá de grabarme vos, pobre de mierda!”.

En el video se puede ver a la mujer forcejeando con los oficiales al grito de “¡Gonzalo!, ¡Gonzalo!”, mientras de fondo se escucha una voz que le dice: “Vos estás loca”. En ese momento, una oficial intenta sujetarla mientras la chica grita “¡No me gustan las negras!¡No me gusta la gente oscura!”. En ese momento, otro policía interviene para retenerla, y la joven lo agarra del cuello y lo besa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico