“Estaría bendiciendo a los que esperaban con palos”

En referencia a la situación concreta del conflicto docente, el el ministro Daniel Varizat trajo a colación que «el obispo se mostró extrañado que las reuniones se estén realizando en Buenos Aires. Ya antes había dicho que el gobierno extorsionaba a los docentes porque les pedía que cesaran con las medidas de fuerza».
«Hemos vivido algunos acontecimientos que justifican nuestro pedido y que en cierto modo explican por qué se realizan en la Capital Federal. Con sólo ver lo que pasó en Río Gallegos, cuando quisieron hacer funcionar bajo presión a la Cámara de Diputados, de imponerles a los legisladores lo que tenían que decidir con patotas adentro, y estas a su vez lideradas por algunos dirigentes gremiales que parecen tienen la bendición del obispo, tuvieron privados ilegítimamente de su libertad a más de 150 santacruceños incluidos los legisladores», sostuvo.
Por otra parte argumentó que «me consta que desde la propia Cámara de Diputados, personas que se encontraban privadas de su libertad, llamaron al obispo para pedirle su mediación, no hubo contestación del prelado, no sé si porque en ese momento estaría bendiciendo a quienes esperaban con palos afuera para castigar a quienes estaban encerrados en la Cámara, o en su defecto se hallaba ocupado en otros menesteres».
«Realmente esto es significativo, y justifica por qué las reuniones deben realizarse en Buenos Aires dado que el ambiente es aquí de gente en una actitud belicosa», concluyó.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico