Este año en Comodoro la nafta Super aumentó casi $8 y la Infinia casi $11
El domingo aumentó en un 0,9 por ciento el precio del diésel, a partir de un alza registrada en los biocombustibles, que representa una de sus materias primas. En lo que va del año, el precio de la Super aumentó casi 8 pesos y la Infinia lleva un incremento de casi 11 pesos. Es el décimo ajuste de lo que va del año y se espera que los incrementos continúen en los próximos meses.

El domingo se registró el décimo aumento de combustibles en lo que va del año. En un mercado que está liberado, esta vez la suba se produjo bajo el argumento de que el Gobierno nacional dio el visto bueno para un alza del 5% en los biocombustibles, que es una de las materias primas con que se elaboran los combustibles. Así, la suba fue de un 0,9% y afectó a las dos variables de gasoil.

La medida no afectó a las naftas, pero si se tiene en cuenta todas las subas que se han registrado desde principios de año se obtiene que en Comodoro Rivadavia los combustibles comunes -tanto naftas como diésel- subieron casi 8 pesos por litro mientras que los premium experimentaron una suba de casi 11 pesos.

En enero, el litro de nafta Super costaba 18,75 pesos pero con los nueve ajustes que se registrarona lo largo del año su valor ascendió a 26,31. Significa un incremento de alrededor del 34,22%.

Sin embargo, el ajuste más drástico tuvo lugar en nafta Infinia. Es que a comienzo de año, el litro del combustible de mayor octanaje costaba 21,99 y, en la actualidad, cuesta 32,80 pesos. Representa una suba superior al 42%.

En el caso del gasoil, en enero el litro de Ultra Diesel valía 18,86 pesos y ahora se paga 26,59. Esto genera una suba del 34%. Mientras que el litro de Infinia Diesel paso de costar 20,29 pesos a valer 30,55 pesos. Se trata de un incremento de casi el 40%.

SUBAS SIN CONTROL

En septiembre del año pasado, el gobierno de Mauricio Macri decidió liberar el precio de los combustibles con el objetivo de que las operadoras sean las encargadas de fijar el valor de las naftas y diésel en el mercado.

“Le dijimos a las empresas que tenían total libertad para jugar”, explicó el ministro de Energía de la Nación, Javier Iguacel, cuando fue consultado sobre la medida que adoptó la Alianza Cambiemos.

La devaluación del peso frente al dólar y las constantes subas de los precios internacionales del petróleo presionan en forma continua sobre el precio de los combustibles.