Esteban Núñez quedó al mando de la Cámara de pymes petroleras

Fueron designados como vicepresidente Eduardo Otero y como secretario Enrique Casares. De ese modo, Matías Twardowski deja la Cámara después de cuatro años.
Después de cuatro años de timonear los destinos de la Cámara de Empresas Regionales de Servicios Petroleros de la Cuenca del Golfo San Jorge, Matías Twardowski delegó el mando  a Esteban Núñez, un joven empresario titular de Innovisión y cercano al intendente comodorense y gobernador electo, Martín Buzzi.
La cámara de pymes  petroleras realizó una Asamblea Ordinaria el jueves último en Metrapet, donde los socios eligieron a sus nuevas autoridades. La reunión había sido pospuesta desde principios de julio debido a la severa crisis en el norte de Santa Cruz que provocó que varias empresas entraran en cesación de pagos.
Además de Núñez en la presidencia, fueron designados Eduardo Otero como vicepresidente, Enrique Casares como secretario y Carlos Rodríguez como tesorero de la entidad que nuclea a las empresas de servicios petroleros de Chubut y el norte santacruceño. Como vocales fueron designados Alejandro Schiavoni y Miguel Ferro.
El saliente Twardowski es un empresario del norte santacruceño también con operaciones en Neuquén, con su compañía Petromark. Desde 2007, fue uno de los impulsores de las Mesas de Concertación, para resolver conflictos de raíz sindical de manera pacífica.
El contexto para las empresas regionales no es alentador. Varias de las que están afiliadas a la Cámara, están en al borde a la quiebra debido a la crisis en Santa Cruz. A esto debe sumársele las quejas del sector pyme sobre las prácticas de las operadoras petroleras a la hora de atender sus reclamos.
La situación la revelaron varios empresarios pyme a Diario Patagónico en mayo y en junio, luego de la publicación de la solicitada de la Cámara de Empresas de Servicios Petroleros bajo el título “No va más”, donde apuntaron a los gobiernos de Chubut y Santa Cruz por no tener políticas que las protejan.
Algunas de esas prácticas para desmejorar la situación económica de las pymes -muchas se guardaron a silencio en ocho años de boom petrolero para no perder contratos- son el “ninguneo” de sus reclamos por el personal local de las operadoras, la derivación de decisiones importantes a Buenos Aires y el no reconocimiento de costos en las tarifas.
Estas problemáticas se fueron exponiendo operadora por operadora de la mano del propio Buzzi, quien propició las “Mesas Virtuales” de Diálogo en teleconferencias con Pan American, YPF, Tecpetrol, ENAP Sipetrol y CAPSA. En los dos primeros casos, las operadoras manifestaron voluntad de cambiar sus sistemas de actualización de tarifas.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico