“Esto es un desafío cumplido con mi viejo”, analizó Fernando Arias

El entrenador del “Parque” sufrió y gozó a la par de sus dirigidos. Nació en el barrio y había salido campeón como jugador. “Queríamos devolver al club a donde se merece y lo logramos”, sentenció.

Cuando terminó el torneo Final C, General Saavedra sabía la posibilidad de ascender estaba cerca pero delante estaba un rival de experiencia como Manantiales Behr de Ciudadela, y por eso el DT Fernando Arias los preparó mentalmente. No era una definición, era una serie de tres partidos donde había una doble oportunidad de cerrar el año de la mejor manera.

Con el “Gaucho” se perdió en el estadio municipal pero el “Parque” estaba convencido que el año se iba a terminar de la mejor manera. Enfrentó a Universitario por la Promoción, en partidos de ida y vuelta, y consiguió el ascenso a la segunda categoría del fútbol comodorense.

“Fue un año muy duro en lo personal. Uno esto lo vive como hincha del club, soy nacido en el barrio y cuando asumimos este compromiso, con mi viejo queríamos devolver al club donde creemos que se merece. Por eso, al conseguir el objetivo fue una descarga muy fuerte”, analizó Fernando Arias en diálogo con Diario Patagónico.

El duelo con Ciudadela los dejó con las manos vacías, pero con una chance más de lograr el objetivo de ascender. En ese sentido, el DT del “Parque” reconoce que estaban preparados, y era previsible. “Nosotros ya lo habíamos hablado. Lo pensamos como un mini campeonato de tres fechas que si no se daba en la primera había que ir con todo en los otros dos partidos. No trabajamos mucho en ese tiempo porque los jugadores estaban bien, pero si los note motivados por estar cerca del objetivo”, recordó el DT.

Los últimos minutos del partido de vuelta con Universitario, en cancha de Ameghino, al DT se le cayeron las lágrimas y fue inevitable el desahogo. Sensaciones encontradas de su época como jugador, con su papá Miguel en el banco de suplentes también, y fue contenido por el presidente Jorge Costanzo. “Yo salí campeón como jugador en este club y con mi viejo vivimos muchas cosas acá. Es mi ídolo, mi amigo, mi confidente y por eso las lágrimas. El salió campeón con la Novena división este año después de mucho tiempo y cuando terminó el partido me fui a festejar el logro a su casa”, admitió Fernando Arias.

Todo está encaminado para que continúe al frente del plantel, pero resta una reunión con la comisión directiva. “Yo a Saavedra jamás le cobraría por esto. Si lo necesitan, acá estaré para seguir el año que viene. El objetivo se logró y ahora sólo queremos disfrutar de este momento”, dijo. 

Fuente: Carlos Alvarez

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico