Estremecedores detalles en la autopsia del nene asesinado a golpes en Córdoba

La autopsia reveló el brutal maltrato al nene asesinado en Córdoba por el que están detenidos su mamá y padrastro. Se constataron 14 lesiones, producto de violentos sacudones en sus brazos y cabeza y un brutal golpe final en la cabeza.

El martes 21 de diciembre del 2021 por la tarde, Emiliano Messa, de apenas dos años, fue ingresado en el Hospital Pasteur de la ciudad de Villa María, en el centro de la provincia de Córdoba, por un supuesto “accidente doméstico”. Los médicos sospecharon de esa versión al instante porque el chico, según su propio relato, ya estaba en estado crítico: sufría convulsiones y tenía una lesión cerebral grave.

Luego se constató que tenía muerte cerebral. Murió días después en el Hospital de Niños de la Santísima Trinidad, en la capital provincial, a donde había sido derivado por la gravedad del cuadro.

Para entonces, su mamá Ana Yael Piedra, de 28 años, y el novio de ella, Jonathan Marcelo Fernández, de 26 ya habían sido detenidos e imputados por las lesiones de Emiliano. Ahora, tras la muerte del nene, los dos se enfrentan a la posibilidad de ser formalmente acusados por el delito de homicidio agravado por el vínculo, en un caso sumamente similar al de Lucio Dupuy, el menor asesinado supuestamente por su madre y la pareja de la misma.

La Justicia intervino apenas horas después de la internación de Emiliano, cuando un familiar no directo del nene radicó una denuncia por maltratos en la Unidad Judicial de Villa María, lo que dio inicio a una investigación a cargo del fiscal René Bossio.

Hoy por la mañana, Bossio recibió finalmente el resultado de la autopsia al cuerpo. Emiliano perdió la vida por un traumatismo encéfalo-craneano severo, un brutal golpe en la cabeza.

También, se constataron 14 lesiones como equimosis y hematomas, producto de violentos sacudones en sus brazos y cabeza, algo que llevó al síndrome del niño sacudido. Así, se descartó totalmente cualquier hipótesis de un accidente, según confirmó Bossio a Infobae. Bosio contó con pruebas para detener a la madre y al padrastro desde el comienzo.

Era un informe elaborado por la Unidad Interdisciplinaria de Atención a la Violencia Infantil del hospital de Villa María, que indicaba que los cuidadores del menor dieron “un relato inverosímil y discordante” y que de ninguna manera justificaba las múltiples lesiones que evaluaron. Ese documento señala además que el maltrato fue “físico” y “grave” y que el pequeño sufrió un “traumatismo encefálico abusivo”.

Además, otro estudio -un examen de fondo de ojos revelador de hemorragias retinianas bilaterales en distintos estadios evolutivos- reveló que efectivamente existió “una injuria no accidental, concluyendo en consecuencia, un maltrato infantil de modalidad física grave” con “traumatismo encefálico abusivo, psicológico y grave negligencia de cuidados”, existiendo así “un alto riesgo de muerte”.

Esa conclusión bastó para que el fiscal Bosio pidiera la detención en la ciudad de Córdoba de la madre y el padrastro, a los que les imputó en principio el delito de lesiones graves. Ese mismo miércoles, personal del Ministerio Público Fiscal de Córdoba y efectivos de la Policía Científica allanaron la casa donde vivía el niño, sobre la calle Colombia al 900 en barrio Roque Sáenz Peña de la ciudad de Villa Nueva, y secuestraron elementos de interés para la causa.

Si bien los primeros testimonios del caso indicaban que el día que el niño ingresó en la guardia estaba únicamente al cuidado de su padrastro mientras su madre trabajaba en un comercio de la ciudad de Villa Nueva, los investigadores aún no descartan responsabilidades en el crimen, por acción u omisión.

Poco después de la muerte, Natalia, tía paterna del niño, publicó un sentido mensaje en su Facebook por la muerte de su sobrino y reclamó Justicia por el caso. “Llegó la noticia que nunca uno quiere saber. Escuchar a un hermano que te diga ‘ME LO MATARON’, es lo peor que escuché en mi vida. Emi nos dejaste con el alma destrozada y una familia arruinada. Vuela alto, muy alto y como dice Axel allá te va a estar esperando su papá Luis para cuidarte”, escribió la mujer. “Nada nos lo va a devolver, lo único que pido es que la Justicia se encargue de hacer pagar a la o las personas responsables de que hoy ya no estés más con nosotros. ¡Te amamos mucho!”.

La madre y la pareja siguen detenidos en la cárcel de Bouwer, imputados por homicidio calificado: serán indagados en la primera semana de febrero.

Fuente: Infobae

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico