Estudiantes hicieron una sentada tras el intento de suicidio de una alumna

Una alumna de Mendoza se tiró de un segundo piso y sus compañeros iniciaron un reclamo a las afueras del edificio ya que no se suspendieron las clases y los alumnos cursaban mientras la policía científica trabajaba en el lugar.

Una alumna de segundo año del Departamento de Aplicación Docente (DAD), secundaria que depende de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo) en Mendoza, se arrojó al vacío desde un segundo piso y permanece internada en estado reservado en un hospital del departamento de Godoy Cruz.

El dramático episodio ocurrió al mediodía de este jueves cuando la estudiante cayó a una gran altura ante la mirada de un grupo de estudiantes. Las circunstancias de la caída son investigadas por la fiscal de Homicidios Andrea Lazo.

Días atrás había ocurrido un hecho similar en la Escuela del Magisterio, otro de los colegios pertenecientes a esa universidad, pero un profesor de matemáticas logró salvar a la alumna.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCTnD--6p3Pp%2F%3Futm_source%3Dig_embed&utm_campaign=loading&access_token=EAAGZAH4sEtVABAAZB2zpL4h7QjhbElUrYfasyzqEPzuMPDdLncPNofLnDlA31JjZAoaioxOzhqrZChTih4V8JFYknkWAjJ5HHLSRL83zdcUepTWgIcuZBkiHGd5NQX7M1pO28Yuj4fpDamnwPmFBYUNfaz5I5abPul28yUOQaa18F7oQGnsXJ
View this post on Instagram

A post shared by CEDAD (@ce.dad)

Estos casos adquirieron notoriedad al recordarse el Día Mundial de la Prevención del Suicidio, por lo que el DAD suspendió el festejo del Día del Maestro y convocó a una jornada reflexiva durante este viernes. Sin embargo, los estudiantes decidieron no ingresar a las aulas esta mañana y realizaron una sentada para reclamar que las clases sean suspendidas.

"Es triste que pasen estas cosas para visibilizar lo que nos sucede a los jóvenes", expresó a través de un comunicado en Instagram que maneja el Centro de Estudiantes del DAD. En ese documento cuestionaron que las autoridades del colegio no tomaron lo sucedido en serio, que no cuentan la verdad sobre lo que ocurrió y que no los escuchan ni contienen.

"Tras el trágico hecho, no suspendieron las clases en ninguno de los turnos. Incluso, los que cursan por la tarde debieron esperar para ingresar dado que en el lugar había personal de Policía Científica trabajando", señalaron los jóvenes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico