Europa bonifica autos menos contaminantes

Fabricantes de Alemania lanzaron un programa con primas para quienes pasen a la normativa diésel Euro 6, así como a modelos híbridos o eléctricos. Se anticipan a la prohibición de circular en las grandes ciudades.

Las automotrices alemanas Volkswagen, Audi y Daimler animarán con reintegros de hasta 10 mil euros a los ciudadanos que cambien sus viejos modelos con motor diésel por otros nuevos menos contaminantes, en vista de posibles prohibiciones a la circulación de coches antiguos en centros urbanos.
La oferta que dieron a conocer tres de las principales fabricantes más importantes del país está dirigida a propietarios de vehículos incluidos entre las normas europeas de emisiones que van de la Euro 1 a la Euro 4.
El importe de la prima que se concederá a los clientes dependerá del nuevo modelo que adquiera.
Según explicaron desde Volkswagen a la agencia alemana DPA, se podrán beneficiar con hasta 10.000 euros quienes compren un SUV Touareg diésel que disponga de la normativa europea Euro 6. En el caso de un Golf, la ayuda ascenderá a 5.000 euros.
Audi, también del grupo Volkswagen, teniendo en cuenta el modelo de coche que se compre, concederá gratificaciones que varían entre los 3.000 y los 10.000 euros.
Daimler señaló, por su parte, que concederá hasta 2.000 euros a los consumidores que adquieran un nuevo modelo Mercedes-Benz. Para los coches Smart eléctricos otorgará 1.000 euros, informó un portavoz de la compañía.
Con la concesión de esos reintegros, que se aplicarán hasta finales de este año, las gigantes del mercado automotor alemán buscan incentivar la compra de autos menos contaminantes que contribuyan a mejorar la calidad del aire en Alemania, después de que varias ciudades del país anunciaran la intención de prohibir la circulación en sus calles más céntricas de vehículos con elevados niveles de emisión de gases.
Para la compra de coches eléctricos, híbridos o que funcionan con gas natural, Volkswagen también facilita una prima de hasta 2.380 euros.
El anuncio se ha dado a conocer tan sólo una semana después de que representantes de la industria y de los Gobiernos central y regionales se reuniesen en Berlín en la llamada "Cumbre del diésel" y acordasen la instalación en Alemania de un nuevo software en más de cinco millones de autos diésel, de la normativa europea Euro 5 y Euro 6, para reducir sus emisiones.
Europa, líder en materia de eléctricos y con fuertes restricciones para regular la emisión contaminantes, tiene varios proyectos en carpeta.
A la "cuota de eléctricos" que también plantea Alemania (ver nota aparte), se sumó hace tres semanas el Reino Unido.
Los británicos planean prohibir la venta de vehículos a nafta y diésel, incluidos híbridos y furgonetas. a partir de 2040. La iniciativa se da en el marco de un programa para promover la transición a motores eléctricos, siguiendo así el ejemplo de Francia, Noruega y Holanda.


EL DATO
2040 Es el año para el cual el Reino Unido planea dejar de vender autos con motores térmicos nafteros y diésel, y que sólo se comercialicen modelos con propulsión ecológica.

Fuente:

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico