Evacuaron la Embajada de Estados Unidos por un paquete con lámparas

"Al inspeccionar el objeto se determinó que no representaba amenaza alguna. Nunca hubo peligro", informaron desde la embajada de Estados Unidos.

Un paquete no identificado ubicado en las inmediaciones de la vivienda del embajador de Estados Unidos, en Libertados al 3500, despertó las sospechas y activó el protocolo anti-explosivos. En los alrededores del Palacio Bosch, el emblemático edificio donde vive el embajador, se montó un cordón de seguridad. Pero la señal de alarma duró poco. Adentro de la bolsa abandonada había luces dicroicas y nada más.

“Durante una revisión de rutina llevada a cabo en las instalaciones de la embajada se identificó un objeto sospechoso. Al inspeccionar el objeto se determinó que no representaba amenaza alguna. Nunca hubo peligro”, informaron desde la embajada de Estados Unidos.

Cuatro días atrás había sido evacuado el aeropuerto Jorge Newbery también por la presencia de un objeto sospechoso. Luego de activar el protocolo anti-explosivos, efectivos de seguridad descubrieron que la bolsa en cuestión contenía un juego de sábanas.

Algo similar ocurrió el sábado en la puerta del shopping Alto Palermo, donde hicieron detonar una cartera que había sido olvidada allí y finalmente contenía pollo crudo.

Esta mañana, dos granadas fueron encontradas debajo de una formación del ferrocarril San Martín y el servició quedó restringido. Luego se comprobó que los artefactos eran obsoletos y no estaban en condiciones de estallar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario