Evo acusó a la oposición de querer desestabilizar al país

El gobierno de Bolivia acusó ayer a la oposición y a las autoridades de seis departamentos del interior del país de querer desestabilizar a la Nación con el paro anunciado para el martes.
La Paz (Télam)
En declaraciones que ayer publicó en su página la agencia de noticias Prensa Latina, el ministro de Interior, Alfredo Rada, dijo que la medida acordada en la llamada Asamblea de la Cruceñidad, tiene fines políticos e intenta obstaculizar el proceso de cambio que impulsa el presidente Evo Morales.
Rada explicó que «como pretextos, la oposición primero utilizó la demanda de la ciudad de Sucre de concentrar allí la sede de los tres poderes, Ejecutivo, Legislativo, y Judicial».
Otro argumento, que también estimó ilegítimo, es «la defensa de cuatro magistrados del Tribunal Constitucional que la Cámara de Diputados decidió por mayoría enjuiciar, luego de una acusación por prevaricato que hizo el Ejecutivo en mayo pasado».
El funcionario recordó que tres de esos jueces fueron elegidos el 3 de octubre de 2003, días antes de la represión militar que ordenó el ex mandatario Gonzalo Sánchez de Lozada, que causó 67 muertos y decenas de heridos.
«El pueblo será quien diga la última palabra de todas estas maniobras que sin dudas pretenden desacreditar al gobierno central, sembrar el caos y dividir a los bolivianos», remarcó.
Según Rada, el anuncio de paro cívico para el martes, no va a construir un país ni fundará la nueva Patria.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico