Ex marinera denuncia en juicio "maltrato" y "violencia psicológica" 

Una ex marinera de la Armada Argentina que acusa de abuso sexual a un superior suyo denunció "maltrato" y "violencia psicológica" ejercida contra ella por uno de los jueces del tribunal de Tierra del Fuego que juzgó y absolvió a su presunto agresor, en agosto pasado.

“Lucía”, como se identifica ante los medios la mujer de 32 años, asegura que fue manoseada y violada por un ex suboficial principal cuando ambos se desempeñaban en la Base Naval Ushuaia, en 2013 y 2014, y que a raíz de haber hecho público el caso perdió su empleo y su carrera militar, además de verse obligada a someterse a un prolongado tratamiento psicológico para superar lo sucedido.

Sin embargo, el 26 de agosto último, los jueces del Tribunal de Juicio en lo Criminal de la capital fueguina Alejandro Pagano Zavalía, Maximiliano García Arpón y Rodolfo Bembihy Videla, absolvieron de culpa y cargo al militar, a través de un fallo que fue recurrido ante el Superior Tribunal de Justicia de la provincia.

Según Lucía, durante ese proceso realizado a puertas cerradas, el juez Bembihy Videla la “maltrató” y la sometió a un interrogatorio “cargado de violencia”. “Desde el primer momento me hizo sentir que yo era la culpable. Percibí todo el tiempo su hostigamiento. Sentí una revictimización muy fuerte durante el juicio”, sostuvo la ex marinera en diálogo con Télam.

La mujer contó que, durante su declaración, el juez “le hacía repetir las frases porque decía que estaba sordo y no escuchaba” y que “se enojaba si yo me ponía a llorar”.

“Eran tres jueces hombres y un fiscal hombre, tratando de entender lo que me había pasado a mí. En la justicia de esta provincia hay muy pocas mujeres en cargos de responsabilidad y el machismo es evidente. Esperaba otro tipo de respuesta institucional”, se lamentó Lucía.

DISCRIMINADA

También relató que el propio fiscal, “comenzó a sacar agravantes durante su alegato y terminó pidiendo (para el acusado) una pena de prisión en suspenso”, señaló.

Para Sofía Barbisán, abogada de la marinera y parte querellante en el caso, “no caben dudas de que existió violencia psicológica hacia Lucía durante la tramitación del juicio”.

La letrada agregó que además del juez Bembihy Videla, el abogado defensor del militar “cruzó un límite” al “tratar a mi cliente de mentirosa o acusarla de armar un circo, sin nunca recibir una advertencia por parte del tribunal”.

Respecto del juez, dijo que desde la primera audiencia “se notó que no creía en su relato, y todas sus preguntas apuntaban a eso. Su postura era claramente diferente hacia ella”, mientras que “los otros dos jueces fueron más neutrales y no se percibía una postura pre concebida”, afirmó Barbisán.

La abogada explicó que, según su criterio, tanto los jueces como la fiscalía “no tomaron bien” que la marinera primero denunciara “abusos simples” y después terminara revelando una violación.

“No todos manejamos los mismos tiempos. No todos podemos hablar enseguida, más en un ámbito como la Armada donde sufrí todo tipo de amenazas y persecuciones. Primero fui y denuncié lo que pude, y cuando pude más, denuncié más”, relató Lucía sobre aquella aparente contradicción.

Pese a todo, la mujer expresó que todavía confía en que la justicia “revisará el caso con perspectiva de género, como hizo en su momento la jueza de instrucción María Cristina Barrionuevo, la única funcionaria judicial que se animó a llegar a la verdad”, aseveró.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico