Excantante de La oreja de Van Gogh reapareció tras su internación
La artista española, Amaia Montero, había generado preocupación un mes atrás con una selfie en la que se apreciaba su desmejorado estado de salud. "Está un poco mejor", mencionó una fuente de su círculo.

Amaia Montero, exvocalista de La oreja de Van Gogh, fue noticia semanas atrás debido a un alarmante posteo que hizo en redes sociales, en donde se la pudo ver en una selfie con aspecto desmejorado. Su estado de salud estuvo a partir de entonces en el centro de atención. Finalmente, se confirmó que la artista estuvo internada en una clínica de rehabilitación.

Varios medios españoles señalaron que la cantante volvió a su casa para terminar de recuperarse de un cuadro de depresión y otros problemas emocionales del que habría sido objeto en la última temporada.

En agosto pasado, Montero anunció en Instagram que se ausentaría por un tiempo de la red social e instaba a sus seguidores a disfrutar de los buenos momentos. “Y aquí estoy yo, intentando salir bien en esta foto, siempre he creído que esta vida es un partido de fútbol y yo no encuentro mis botas, solo hay algo que no cambia, ustedes, el tiempo y todo este amor, voy a volver, lo daré todo como siempre, no cambio la cifra de mi vida por nada, sean felices, disfruten de los suyos, de lo importante, de lo que merece la pena, yo lo hago y soy muy feliz, nos vemos pronto”, escribía entonces. Estas palabras ya empezaban a encender las alarmas de sus seguidores en torno a su figura y a generar inquietud respecto de lo que estaba atravesando la cantante.

Más tarde, en octubre, mientras sus fans celebraban el anuncio de su nuevo disco, la española compartió un adelanto de un posible nuevo tema. Sin embargo, a los pocos días, una imagen difundida por ella misma despertó la preocupación de sus seguidores. En la selfie se la pudo ver con el rostro cansado y expresión ausente, y llamó especialmente la atención la frase elegida por la artista para la publicación: “Si la esperanza es lo último que muere y todavía no la he perdido, ¿de qué me sirve la vida?”, expresó.

A partir de ese momento, los mensajes de apoyo no se hicieron esperar, aunque poco más se supo acerca de su situación. Y según informaron medios españoles como Semana y Lecturas, esto se debió a que la artista decidió recibir ayuda profesional y se internó en una clínica ubicada en Navarra. Por eso el silencio de su torno, que se rompió ahora que se publicaron las primeras imágenes de Montero al abandonar el establecimiento.

A lo largo de estas semanas, la cantante estuvo recuperándose de un delicado momento de su vida. Según informó El Español, tras contactar allegados a la artista, esta habría mejorado tras el tratamiento recibido. “Está un poco mejor”, mencionó una fuente de su círculo.

Junto a la publicación de una foto de Montero saliendo del centro de rehabilitación, la revista Lecturas precisó que, tras sufrir algunos problemas emocionales, la cantante decidió ponerse en manos de profesionales con la ayuda y compañía de su familia para salir adelante. Además, se menciona que, tras recibir el alta, la artista se retiró del lugar junto a su hermana Idoia.