Facción de la UOCRA volvió a atacar a obreros afiliados del gremio paralelo

La agresividad de militantes de la UOCRA de esta ciudad volvió a quedar de manifiesto el jueves cuando alrededor de 30 integrantes de esa facción atacaron un reducido número de trabajadores afiliados al gremio disidente, SITRAIC, quienes estaban en plena construcción de un Centro de Integración Comunitaria en el barrio 3 de Febrero.

 Caleta Olivia (agencia)

En el obrador había siete albañiles, de los cuales cinco fueron golpeados y uno de ellos, identificado como Pablo Manse, recibió una grave herida en la frente ya que le lanzaron un bloque de cemento cuando estaba indefenso en el suelo.

El joven se desvaneció y la gente de la Unión Obrera de la Construcción se alejó rápidamente ya que “creían que me habían matado”, dijo ayer la víctima al retirarse del Hospital Zonal, de acuerdo a lo que le habían contaron sus compañeros que viven permanentemente amedrentados.

El serio incidente ocurrió en horas del mediodía y lo llamativo del caso es que tres policías que estaban a bordo de un patrullero estacionado en las inmediaciones se abstuvieron de intervenir, a pesar de que -según los agredidos- habían llegado al menos una hora antes para prevenir disturbios, luego de que se alertara a la guardia de la Seccional Tercera sobre la belicosa presencia de manifestantes.

En ese mismo lugar ya se habían producido otros serios incidentes debido a que la UOCRA reclamó desde un primer momento que allí hubiera puestos laborales para sus afiliados desocupados, tal como lo viene haciendo permanentemente para con otras obras, justificando con ello sus constantes bloqueos al edificio municipal.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Construcción (SITRAIC), Alejando Lugo, ya sufrió en carne propia este tipo de agresiones, recordándose que hace pocos días recibió un impacto de bala en su pantorrilla derecha

Fue el lunes 19 de enero cuando acudió a otro obrador ubicado en el Parque Industrial debido a que trabajadores de su gremio que se hallaban instalando las bases de una antena de transmisión le informaron que habían llegado manifestantes de la UOCRA.

“ZONA LIBERADA”

Lugo acompañaba ayer al obrero Pablo Manse cuando a éste le dieron el alta en el Hospital Zonal y aseguró que el muchacho pudo haber sido incluso asesinado con un arma de fuego que esgrimió uno de los referentes de la UOCRA, pero afortunadamente no se percutó a pesar de que quien la poseía “le gatilló varias veces”.

El dirigente, de acuerdo a los datos que había recabado entre sus afiliados, dijo que entre los agresores se encontraba un individuo que apellidan “Gringo” y el principal referente local de la UOCRA, Lucas Trequil.

Para Lugo, la policía “dejó la zona liberada para que ingresara la patota al obrador rompiendo alambrados y sin mediar palabras sus integrantes comenzaron a golpear a quien se cruzara adelante con piedras, palos y varillas de hierro, pero además esgrimieron un arma de fuego”.

“El SITRAIC -remarcó- quiere dejar en claro ante la toda la comunidad que no se trató de un enfrentamiento; fue una verdadera invasión con extrema violencia con un saldo de cinco de nuestros afiliados heridos, uno de ellos de gravedad, que fueron asistidos en el Hospital Zonal”.

Finalmente citó que “este es el quinto hecho de violencia producido por las patotas de la UOCRA en Caleta Olivia” contra el nuevo gremio que se gestó hace aproximadamente un año ya que “no entienden del objetivo de la lucha sindical y creemos que todo es producto de un entramado mafioso”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico