Federer juega un partido de exhibición ante el alemán Zverev

El suizo Roger Federer, considerado el mejor tenista de todos los tiempos y aún vigente en el podio del ránking, a sus 38 años, enfrentará hoy al alemán Alexander Zverev en una exhibición en Buenos Aires que forma parte de una serie de cinco desafíos que animarán en Latinoamérica.

Federer, nacido en Basilea y con una colección de 20 títulos de Grand Slam (es el más ganador de la historia), protagonizará un “duelo” generacional con Zverev, de 22 años, a partir de las 18 en el estadio Mary Terán de Weiss, en el barrio porteño de Villa Soldati, con capacidad para 15.000 espectadores.

Se trata de la segunda visita del crack suizo al país, en esta ocasión luego de haber sido semifinalista del Masters de Londres, al igual que Zverev, lo que permite presagiar un espectáculo de alto nivel, más allá de que se tratará de una exhibición.

La anterior visita del suizo a la Argentina fue el 12 y 13 de diciembre de 2012, cuando ofreció dos exhibiciones con el tandilense Juan Martín Del Potro en Tigre.

En esta ocasión, el helvético también había elegido a Del Potro como rival, pero el tandilense no se recuperó a tiempo de la lesión en la rótula derecha que lo tiene a maltraer desde hace un año y debió declinar de la exhibición, dejando su lugar al alemán nacido en Hamburgo, uno de los tenistas con mayor futuro en el circuito.

Federer comenzará su serie de cinco exhibiciones esta noche desde las 22 en Santiago, Chile, siempre con el alemán como partenaire.

El suizo, tercero en el ránking mundial de la ATP detrás del español Rafael Nadal y del serbio Novak Djokovic, pisó suelo argentino ayer y su magnetismo generó una gran ansiedad en los fanáticos, que hicieron guardia durante todo el día en el ingreso del Hotel Hilton Buenos Aires, ubicado en la zona de Puerto Madero.

El público argentino podrá disfrutar del arte del suizo hoy en el estadio ubicado en Soldati, que volverá a abrir sus puertas para un evento de tenis luego de seis años, tras la serie de Copa Davis que la Argentina le ganó a Francia por 3-2 el 7 de abril de 2013, por los cuartos de final de esa edición.

Si bien es cierto que la deserción de Del Potro causó un lógico sinsabor en los aficionados argentinos que deseaban ver en acción al campeón de la Davis 2016 y doble medallista olímpico (bronce en Londres 2012 y plata en Río 2016), la presencia de Federer y su aura de gran campeón ofician como un imán y el espectáculo está asegurado.

Luego de jugar anoche en Santiago y hoy en Buenos Aires, Federer continuará con sus exhibiciones junto a Zverev el 22 de noviembre en Bogotá, el 23 en México y la última en Quito el 24.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico