Fernández volvió a hablar del "peligro" que vuelva Macri

El presidente aseguró que, en el Frente de Todos, "todos debemos estar unidos porque, cuando nos dividieron, ganó Mauricio Macri", al tiempo que rechazó la idea de la meritocracia al señalar que "el mérito mueve a la sociedad si todos tienen los mismos derechos".

El presidente Alberto Fernández hizo este miércoles un llamado a la unidad del oficialismo al afirmar: "los compañeros que plantean disidencias no pueden ser los enemigos", y señaló: "el mérito mueve a la sociedad si todos tienen los mismos derechos". Lo dijo al hablar durante un acto por los 77 años de la creación de SMAT, el sindicato de trabajadores mecánicos, en el centro porteño.

"No olvidemos que debemos estar unidos, la frase que se dijo en la marcha (peronista) ´todos unidos triunfaremos´ tiene razón, porque cuando nos dividieron ganó (Mauricio) Macri. Por eso, los compañeros que plantean disidencias no pueden ser los enemigos", afirmó el jefe de Estado en el acto realizado en la sede de SMATA, acompañado por el Secretario General de la Confederación de Sindicatos Industriales (CSIRA) e histórico dirigente de ese gremio, Ricardo Pignanelli, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, entre otros funcionarios.

"Para nosotros, el trabajo no es un costo, el trabajo ligado al capital es progreso y futuro"

"También recordemos que los enemigos no están entre nosotros, los enemigos son los que sumieron a la Argentina en la desgracia. Somos hijos de (Juan Domingo Perón) y Evita (Perón). Solo entendemos una sociedad con derechos. El mérito mueve a la sociedad hacia el futuro si todos tienen las mismas condiciones. Para eso está el Estado, para igualar y dar las mismas condiciones", subrayó.

El mandatario también aludió a quienes "andan dando cátedra de moral y de gobernabilidad por todos los medios de comunicación del país" y que "no dejan de decir barbaridades, barrabasadas, olvidándose de lo que ellos hicieron".

En este sentido, afirmó que "entre 2003 y 2015 el salario real en la Argentina creció 19 puntos y entre 2015 y 2019 cayó 20 puntos".

Alberto Fernández reseñó también que durante la gestión de Macri "se perdieron 160.000 puestos de trabajo formales en la actividad industrial" y "el PBI industrial per cápita retrocedió el 17,5%".

"Para nosotros, el trabajo no es un costo, el trabajo ligado al capital es progreso y futuro", remarcó el jefe de Estado.

"Sepamos dónde estábamos y lo que hicieron los que hoy andan dando cátedra", reiteró el presidente.

Asimismo, recordó "la indecencia" de haber contraído la deuda con el Fondo Monetario Internacional "que tuvimos que resolver en medio de la pandemia de coronavirus".

Tras hacer de un resumen de las acciones encaradas por el Gobierno nacional en el marco de la pandemia, el Presidente recordó que "la economía que se cae se puede recuperar, pero la vida que se pierde, no" e indicó que "muchos me criticaron por eso y soporté bocinazos y quemas de barbijos".

"Pero la OMS -continuó- dio los resultados de cómo el mundo trató la pandemia y estamos entre los mejores del mundo, entre los países que mejor enfrentó la pandemia".

Por último, volvió a mencionar al expresidente Mauricio Macri al indicar: "Macri dijo que para ellos el trabajo es un costo, pero para nosotros el trabajo, asociado al capital, es progreso".

Alberto Fernández hizo un llamado a distribuir "adecuadamente" para que las ganancias que genera la actividad productiva "no se vaya al bolsillo de unos pocos mientras millones quedan sumidos en la pobreza".

"Mientras haya un pobre en la Argentina no podemos dormir tranquilos", finalizó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico