Fernando Calculef: “todo es sacrificio”

“Si entrenás, vas a tener un buen año; si no entrenás, no vas a tener nunca un buen año”, resume el goleador que superó ampliamente la barrera de las 100 conquistas con la casaca de su Argentinos Diadema, que ascendió a la A del fútbol oficial de Comodoro Rivadavia. Ahora espera la operación en su rodilla izquierda, con la certeza de que retornará a la actividad después de mediados de 2015 y con la casaca de Huracán.

Fernando Calculef tuvo un año perfecto en lo deportivo, rompiendo redes a más no poder y ascendiendo con su querido Argentinos Diadema a la categoría A de la Liga de Fútbol de Comodoro Rivadavia, recibiendo reconocimientos de parte de su club y del Centro de Periodistas Deportivos de Comodoro Rivadavia (CePeDe).

Sin embargo, en el último partido, el del ascenso, ante Laprida del Oeste, el delantero de 24 años no llegó a completar ni el primer tiempo, ya que sufrió desplazamiento de rótula y rotura de ligamentos en su pierna izquierda.

La posterior gloria del ascenso, el récord de superar la barrera de los 100 goles con los colores del club de Kilómetro 27 (134 tantos en total, contando los que convirtió en Huracán), las distinciones y un nuevo futuro en Huracán, se mezclaron con el dolor y las lágrimas.

Pero hizo “de tripas corazón” y superó con gran madurez una lesión similar padecida siete años atrás, cuando, justamente luego de ascender con Diadema, sufrió fractura de tibia y peroné en su pierna derecha jugando en Huracán. En aquella oportunidad, tenía todo listo para irse a Chacarita Juniors.

En la tranquilidad de su hogar de crianza, Fernando, con la compañía de su familia, recibió a Diario Patagónico con mates y facturas, para charlar sobre un 2014 con sensaciones encontradas, pero con las mejores expectativas de cara a 2015, ya que Huracán le aseguró que se hará cargo de la operación y lo esperará.

“Más allá de la lesión, creo que lo más relevante es lo que gané. Sé que recién podría volver a mitad del año que viene, o quizás a fines, así que lo tomo con tranquilidad y me enfoco en la recuperación”, asumió el goleador, al tiempo que reconoció que el gesto de Huracán lo “sorprendió”.

Respecto del grupo que logró el ascenso, ponderó el trabajo realizado por el cuerpo técnico comandado por Roberto Rodríguez, y reconoció lo hecho anteriormente por Carlos Pizarro.

Además, destacó el sacrificio de los jugadores que no son del barrio (que queda a 27 kilómetros del casco céntrico de la ciudad), pero que forman parte del club desde hace unos cinco años, aproximadamente. “Hay cuatro jugadores que vienen sin pedir nada a cambio: Enzo (Sáez), (Alejandro) Soto, (José) Pelletieri y Juan Pablo (Romero)”, enfatizó.

El caso de Fernando, que si bien vive cerca de la cancha de Diadema, también merece un párrafo aparte, porque está separado y tiene un régimen de visitas para ver a su hijo, que concurre a la escuelita de fútbol de Petroquímica.

“Todo es sacrificio: si entrenás, vas a tener un buen año; si no entrenás, no vas a tener nunca un buen año. En mi caso, salgo del trabajo a las 7 (de la tarde), de ahí me voy a Palazzo a buscar a mi hijo, vuelvo, me quedo con él hasta las 11 (de la noche) y lo voy a dejar. Esos días no iba a entrenar, o a veces salía a las 5 de la tarde, se lo dejaba un rato a mi vieja y me escapaba al entrenamiento”, reconoció.

Además de agradecer a su familia, Calculef también destacó el acompañamiento que tiene el club de parte de entidades privadas. “La empresa donde trabajo (Vargas SRL), el Sindicato de Diadema, CAPSA, siempre están cuando necesitamos algo”, aseveró.

Por otra parte, confesó que no esperaba ganar la terna de fútbol que le otorgó el CePeDe. “No me lo esperaba, pensé que la iba a ganar ‘Coco’ (Jorge Gaitán). Me llamaron para felicitarme y yo pensaba que era porque estaba ternado. Ahí me sorprendí”, admitió.

Por último, agradeció a los amigos de siempre: “Oscar ‘Chuma’ Vázquez, un amigo, un hincha que nunca me dejó tirado y que siempre está con nosotros en el club, Daniel Cárdenas, otro hincha que siempre está preguntando si necesitamos algo”.

“Cuando me lesioné, ellos también estuvieron, al igual que Noelia Moreno, Gimena, Matías Luna, mi familia que me apoya, la comisión de Diadema, de Huracán, mucha gente que me llamó. Muy contento y agradecido por eso”, remarcó.

Fuente: Lorenzo Martins

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico