Fernando Lago continúa demostrando su buena puntería en el Tiro Práctico

El nuevo ránking anual se denomina "Armería El Puma". Fernando Lago volvió a dominar en la división Producción, Jorge Alí fue segundo y Javier Gaitán se ubicó tercero.

La subcomisión de la siempre vigente modalidad tiro práctico y algunos tiradores voluntarios desafiaron el ventoso sábado para dejar listas las 5 etapas que esperarían sorprender con 85 disparos a una veintena de entusiastas deportistas que, ansiosos por comenzar un nuevo ránking anual, esta vez denominado “Armería El Puma”.

Tal cual indicaba el pronóstico del tiempo, el domingo pasado el clima fue excelente y los deportistas comodorenses, radatilenses y caletenses se dieron el gusto de completar las cinco etapas dispuestas en el campo de tiro del Círculo de Caza Mayor Gral. Lagos.

Casi el total de los participantes de agruparon en la División Producción quedando Luis Pereyra como único representante de la división Estándar con su Para Ordenance 40SW, en esta fecha estrenando corredera. Cabe destacar que la división más popular agrupa a las pistolas Doble Acción en calibre 9mm, principalmente de las marcas Bersa, CZ, Tanfoglio y Glock.

La primera de las etapas consistía en 9 disparos desde dos posiciones con un metal abatible y blanco reactivo. Aquí el pasado campeón comenzaba con el pié derecho y un excelente tiempo para sacar diferencias desde el inicio mismo. Javier Gaitán y Erito Dos Santos no perdían pisada, quedando a pocas unidades del campeón.

Se vino la etapa “El Puma”, la más grande, con un diseño en “X”, donde había que correr mucho y disparar al menos 30 veces, velozmente a blancos, algunos cortados y con cobertura penalizable. Aquí los papeles no cambiaron y Fernando Lago pulverizó a la competencia, aunque algo lejos Erito Dos Santos daba pelea en el segundo lugar. Alejandro Lucero y el debutante Diego Barrios también sorprendieron al superar a varios históricos del Tiro Práctico.

La tercera etapa presentaba 20 disparos desde una posición que obligaba a buscar pistola y cargadores sobre una mesa. Muchos intentaron llevarse un cargador extra para el cambio y fallaron estrepitosamente al no poder colocarlos en posición, maniobra que no suele entrenarse. Los errores volvieron a favorecer a Fernando Lago y en menor medida al veterano de mil batallas, Jorge Alí que levantaba en los puntos a la expectativa.

Con los papeles a favor de Lago, el resto de los tiradores llegaron a la etapa 4. Aquí se podía disparar de sentado u optar por incorporarse mientras se accionaba la corredera, logrando aproximarse a unos blancos mini que inducían al error. Nada parece conmover a Lago y volvía a imprimir un tiempo inferior a los 8 segundos, mucho menos que los 9 segundos que les tomaba a Luis Martínez y Enrique Pritchard, ambos con buen desempeño pero ya tarde para alcanzar al campeón.

Pocas esperanzas albergaban los tiradores en la quinta y última etapa de 17 disparos y un recorrido en retroceso. Quien más se adaptó fue Jorge Alí y otra vez su puntería lo salvó de un tiempo implacable de Fernando Lago quien con una conservadora tirada se aseguraría el triunfo definitivo. Aquí también sorprendía Enrique Pritchard y Nicolás Soto pero ambos arrastraban pocos puntos de las demás etapas y ya nada servía, más que para achicar diferencias.

Muy buen desempeño obtenía Luis Martínez, quien a pesar del poco tiempo que lleva en la disciplina mostró seguridad y autoridad que lo llevarían a estar entre los primeros cinco de esta fecha. Nicolás Soto igual arrimó bastante, notándose la competencia que trae de otros circuitos. Gaitán, Pritchard y Dos Santos mostraron buenos tiempos y diseños de recorridos pero fallaron en la precisión de sus disparos dejándolos muy atrás del campeón.

Excelente debut tuvieron varios tiradores y los del año pasado se afianzaron con seguridad, aunque falta la velocidad que se adquiere con el tiempo. La única mujer, Nancy Mariscal tuvo problemas recurrentes de alimentación de su pistola y la dejó muy lejos de sus posibilidades, lo mismo que Miguel Mantilla. Otros la pasaron peor y vieron la tarjeta roja por pequeñas distracciones que los dejarían afuera de la fecha.

A pesar de los numerosos participantes, también numerosas ausencias, sobre todo de la gente del valle ante el próximo Open en Buenos Aires y seguramente la próxima fecha de abril abrirá más el panorama cuando aumente la participación.

Como se puede observar, la salud de la modalidad está intacta y sigue atrayendo tanto tiradores locales como de otras ciudades. La paridad y resultados ajustados parecen ausentes este año, abriendo un interrogante si existirá competencia para alcanzar al presente campeón que no cede un palmo. Queda la incertidumbre que tanto gusta a los amantes de lo imprevisible.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico