Ferro concreta obras con el apoyo privado y la colaboración de su gente

Flamantes parapelotas, un nuevo cerco perimetral y la colocación de adoquines, sumado a la renovación de pintura en general, son algunos de los aspectos que se pueden observar en el club que trabaja en silencio y consolida avances, de cara al torneo de la división A de la Liga de Fútbol de Comodoro Rivadavia.

El arribo de Diario Patagónico al club Ferrocarril del Estado depara en sorpresa, porque junto al dirigente Gustavo Ortiz se encuentran dos jóvenes que no vienen a pedir entradas, o el uso del salón para un evento personal.
Su preocupación pasa por coordinar el espacio y la pintura necesaria, para dibujar y estampar el escudo de la institución de Kilómetro 5 en el vestuario local, en sintonía con el regreso del “Ferroviario” al fútbol de la A de Comodoro Rivadavia.
La ayuda de los simpatizantes que ofrecen su fuerza de trabajo, o se acercan al club para sumarse como socios, con una cuota social de 50 pesos sin ningún beneficio, será uno de los temas recurrentes en la entrevista con el dirigente.
En lo visible, seis paliers de adoquines esperan a la entrada de la sede principal para su colocación en el acceso a los vestuarios, donde con cada lluvia el acceso quedaba abnegado.
En la cancha, los nuevos parapelotas blancos se erigen sobre el muro del club, y son una muestra de que Ferro apuesta fuerte en la renovación de sus instalaciones, donde parte del alambrado olímpico ha sido retirado para colocar un nuevo cerco.
“Acá hay una colaboración enorme de la empresa Bolland, quienes vuelcan su compromiso en obras, que presupuestan y llevan adelante. En ese sentido, tampoco podemos dejar de lado a los vecinos de Kilómetro 5 que se sienten representados con el club, y con la ‘explosión’ del ascenso se acercaron a inscribirse como socios”, afirma Ortiz.
Sobre el cambio de actitud de la gente, el dirigente resalta que el cierre del buffet fue un hecho fundamental, y con esa clausura, la comisión directiva apunta a presentar el club como un espacio familiar.
“Estas renovaciones las venimos gestionando desde el año pasado, y a mi entender la gente vio que nosotros, más que hablar, nos llamamos a silencio y le damos para adelante. La ayuda de Bolland lo ratifica. Igual, en nuestro deseo siempre estuvo el anhelo de que haya una mayor presencia del Estado municipal, como la tiene USMA”, compara.

POR UNA CANCHA SEGURA
En lo deportivo, Ortiz comenta que la escuelita de fútbol cuenta con una beca municipal, mientras que el resto de los gastos de indumentaria y elementos de la octava y novena, es solventado con eventos que realizan los mismos padres.
“En formativas, más escuelita, será un total de 80 chicos. En nosotros está el deseo de refaccionar el interior del salón y que sea un espacio para actividades municipales, pero para eso debemos seguir trabajando”, advierte.
“En lo próximo, para el comienzo de la competencia, la cancha tendrá un suelo renovado porque en breve contaremos con la remoción de la superficie y el desplazamiento de los arcos, para ganar espacio para el calentamiento previo”, sostiene.
Asimismo, sumando seguridad, se colocarán vallas alrededor de la tribuna y el túnel de acceso, que representaba un punto de encuentro entre las hinchadas. Como alternativa, se analiza poder habilitar una entrada desde la calle en la esquina opuesta.
“En lo deportivo, tengo que ser sincero con el objetivo de mantener la categoría y no sufrir los ‘sube y baja’ de la dos últimas temporadas. Hugo Cárdenas (el DT del ascenso) quiso este año colaborar desde lo institucional. Por eso, Hugo Puntano retomará como entrenador principal”, afirma Ortiz.

Fuente: Angel Romero

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico