Fidel: el último discurso de Bush fue el peor de todos

El presidente cubano, Fidel Castro, consideró que el discurso pronunciado el pasado lunes por el mandatario estadounidense, George Bush, “es el peor de todos” y alentó a la prensa a difundirlo porque es “la crítica más elocuente del imperio”.

La Habana (Télam)
Castro analizó en un nuevo artículo titulado “La antítesis de la ética”, difundido ayer por la prensa cubana, varios párrafos del mensaje que Bush dirigió el lunes al Congreso estadounidense, y lo calificó como “el peor de todos por su demagogia, mentiras y ausencia total de ética”.
El artículo, reproducido por la agencia de noticias cubana Prensa Latina, cita varios fragmentos del discurso del mandatario estadounidense, que Castro recomendó difundir porque “para un pueblo (como el cubano) que sabe leer, escribir y que piensa, nadie puede hacer una crítica más elocuente del imperio que el propio Bush”.
Uno de los pasajes del discurso más comentado por Castro se refirió a las afirmaciones de Bush sobre que Estados Unidos “está encabezando la lucha contra la pobreza mundial con sólidos programas educativos y de asistencia humanitaria” y que ese país “es una fuerza de esperanza en el mundo”.
“Todo esto lo afirma tranquilamente, pero desde el inicio de su discurso, en que elude todos los problemas espinosos, va fundamentando piedra sobre piedra las bases de esa supuesta libertad y prosperidad, sin hacer la más mínima referencia a los militares norteamericanos que han muerto o han sido mutilados por la guerra”, afirmó Castro.
En cuanto al anuncio de Bush de que Estados Unidos necesita “asegurar sus fronteras”, el líder cubano señaló que el presidente de Estados Unidos “no desea recordar que a México le fue arrebatado más de 50% de su territorio en una guerra de conquista”.
Bush “pretende que nadie recuerde que en el Muro de Berlín, durante sus casi 30 años de existencia, murieron menos personas tratando de ingresar al ‘mundo libre’ que los latinoamericanos que están muriendo ya -no menos de 500 cada año- al tratar de cruzar la frontera en busca de trabajo”, agregó.
Castro criticó además las recientes medidas económicas de Washington y condenó la actual crisis de Estados Unidos, al afirmar que “el desorden es consecuencia de la emisión de dólares sin límite alguno en un país cuya población gasta más de lo que ahorra y en un mundo donde la capacidad adquisitiva de la moneda de Estados Unidos se ha reducido extraordinariamente”.
Para el presidente cubano, la receta de Estados Unidos “es expresar confianza y seguridad en la economía, bajar las tasas de interés bancario, inyectar más billetes en circulación, profundizar el problema y dilatar las consecuencias”.
Castro se refirió, además, a la evaluación del mandatario estadounidense sobre su política en Medio Oriente, en particular a la guerra en Irak, que “no tuvo nada que ver con los atentados del 11 de setiembre de 2001 y fue invadido porque así lo decidió Bush”, según evaluó. También consideró la actuación de Estados Unidos en el conflicto entre palestinos e israelíes, en el que, según el líder cubano, la “fórmula” de Bush es “50.000 millones de dólares en armas para los árabes, procedentes del complejo militar-industrial, y 60.000 millones para Israel en diez años”.
Castro cerró el artículo, que elaboró según aclaró “a título de país aludido”, resaltando que fue producto de un “trabajo duro” y con la esperanza de “haber escrito con fría imparcialidad”.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico