Filipinas crece y se afianza en este 2017

Viajar a Filipinas tiene algunas particularidades que lo diferencian del resto de países del sudeste asiático, como Tailandia, Vietnam o Indonesia, ya que las Islas Filipinas fueron colonia española durante más de 300 años (1565-1898).

Entre los grandes destinos asiáticos nos encontramos con Filipinas como uno de los que tiene un mayor potencial para crecer y mejorar en materia de turismo. Es un destino que suele atraer a muchas parejas y familias a lo largo de todo el año y que está creciendo en este 2017 de forma notable.
En el Departamento de Turismo tienen el objetivo de llegar a unos 7 millones de turistas internacionales en 2017, una meta que posiblemente puedan conseguir debido a que el ritmo de llegada de turistas es bastante elevado y esto hace posible que en diciembre de este año se pueda superar esta barrera.
Cada vez Filipinas se vuelve más popular entre los turistas de otros países asiáticos y también gusta mucho a los visitantes que llegan desde otros continentes como es el caso del europeo, permitiendo que la variedad de viajeros de todos los rincones del mundo sea bastante amplia.
Muchos turistas que viajan por este lugar suelen apostar por el turismo de sol y playa, ya que es un país que cuenta con excelentes playas y sugerentes lugares de costa para poder disfrutar con sus paisajes y practicar deportes acuáticos como el snorkel y el buceo, que son buenas alternativas.
Las autoridades están apostando por el mercado chino como uno de los más importantes, ya que es un país desde donde suelen viajar numerosos visitantes. Esto es algo fundamental para poder conseguir el objetivo de crecer notablemente en los próximos años. Ya en 2016 Filipinas superó los 6 millones de turistas internacionales y China es un mercado que puede tener un papel protagonista.
Es un país donde también la variedad gastronómica es otro de los atractivos para los visitantes, con influencias de la cocina asiática de otros países de la zona, lo que permite disfrutar de sabores diferentes.
En materia de turismo de cruceros también se están mejorando los datos en los últimos años, ya que es un segmento que tiene una gran importancia.
También es interesante tener presente las alternativas como conocer Manila. Es la capital del país y también un buen lugar desde el punto de vista cultural para poder conocer en vacaciones. Disfrutar con las iglesias barrocas de Filipinas puede ser un buen aliciente para viajar.
Pasear por sus calles empedradas es tomar consciencia de la magnitud que alcanzó el imperio español. Es fácil encontrar similitudes con otras ciudades fundadas por los conquistadores en el siglo XVI, o incluso con el mismo Cádiz.
Distintos continentes, miles de kilómetros de distancia, pero una misma cultura desgastada por varios siglos de esplendor y decadencia. En Intramuros, la huella española irrumpe en cada esquina -tal vez bajo una señal de tráfico en inglés- como un perenne testigo de una historia en común.
Se recomienda conocer la catedral de Manila, levantada por primera vez en 1581 y ha sido siete veces reconstruida después de un incendio, innumerables terremotos y, sobre todo, tras el bombardeo de Manila durante la Segunda Guerra Mundial (la capital de Filipinas fue la segunda ciudad más destruida en esa conflagración, después de Varsovia). Es el templo más importante de Filipinas, el único país católico de Asia.
Por último, podrás conocer el "Fuerte Santiago", bajo el escudo de Santiago, esta ciudadela amurallada fue el fortín defensivo que construyó Miguel López de Legazpi tras fundar Manila. Además de su significado militar, el recinto es hoy un homenaje al héroe nacional filipino, José Rizal, fusilado por las autoridades españolas en 1898.

Fuente:

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico