Fondo blanco: el cabecilla de la banda ya había sido condenado por venta de droga
Un hombre de iniciales I.A. es considerado el cabecilla de la banda que la policía desbarató ayer. Ya había sido condenado en abril último a cuatro años de prisión por venta de estupefacientes. Sin embargo, continuaba en libertad a la espera de que la pena que le impuso la Justicia Federal quedara firme. Los investigadores comprobaron que pese a ser condenado, seguía con el negocio de la venta de cocaína. En su vivienda de la calle Luis Sandrini, en el barrio Abásolo, le secuestraron un kilo y medio de esa droga en envoltorios. En los múltiples allanamientos también incautaron varias armas, entre ellas una réplica de ametralladora AK 47, calibre 22.

I.A., cuya identidad este diario mantiene en resguardo para no entorpecer la investigación judicial, se encuentra condenado desde abril a cuatro años de prisión por venta de estupefacientes. El Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia le impuso esa pena, pero se encontraba en libertad aguardando que el fallo quede firme. Mientras tanto, la Brigada de Drogas Peligrosas lo seguía de cerca y comprobó que se continuaba dedicado al mismo negocio: “el delivery de cocaína”.

La investigación de la División Drogas Peligrosas de la Policía del Chubut en esta ciudad, liderada por los comisarios Julián Vilches y Andrés Ávila comenzó a fines de 2017 y ayer irrumpieron en seis domicilios de los barrios Máximo Abásolo, Centro y Pietrobelli.

Secuestraron cinco armas de fuego, dos de ellas calibre 22, dos calibre 9 milímetros, y una metralleta calibre 22, similar a una AK 47.

En total el pesaje de la droga que secuestraron en la calle Luis Sandrini del barrio Máximo Abásolo, donde residía el cabecilla de la organización, arrojó un total 1,569 kilógramos y elementos para estirar las dosis, como 308 gramos de bicarbonato.

Además se secuestraron 75 mil pesos y 4 mil dólares y cuatro vehículos entre ellos camionetas en las que los sospechosos realizaban la venta de la cocaína.

Un “puntero” está prófugo, los otros cinco detenidos ya están a disposición de la jueza federal Eva Parcio de Seleme, quien dirigió la investigación junto a su secretario Manuel Abaurre.

La juez Eva Parcio ayer felicitó públicamente el trabajo de la división que lideran Vilches y Avila y que volvió a dar un golpe al narcotráfico en esta ciudad, un día después de que la Brigada de Trelew interceptara a un vehículo con 43 kilos de marihuana en Puerto Lobos.