Frenan en Bariloche una concesión que beneficiaba a Caputo

La Justicia de Río Negro suspendió de manera cautelar la concesión realizada sin licitación a favor de la firma CAPSA para la explotación de un sector del Cerro Catedral. La iniciativa incluía una extensión de los servicios básicos al megaproyecto inmobiliario que Nicolás Caputo, amigo del presidente Mauricio Macri, tiene frenado en el vecino cerro San Martín.

La Justicia de Río Negro le puso un freno a un desarrollo inmobiliario que beneficiaba a Nicolás Caputo, el "amigo del alma" del presidente Mauricio Macri. La Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y Minería suspendió de manera cautelar la concesión que, sin licitación previa, la Municipalidad de Bariloche había extendido por 38 años a favor de Catedral Alta Patagonia (CAPSA) para la explotación de un sector del Cerro Catedral. La iniciativa contemplaba un desarrollo inmobiliario con la extensión de servicios públicos que beneficiaba de rebote a un emprendimiento en el cerro San Martín, propiedad del amigo presidencial.

CAPSA, una sociedad entre Juan Cruz Varela y Natalia Lamota, es dueña de Vía Bariloche, propiedad a la vez de la familia Trappa, con fuertes vínculos con el jefe de Estado. El proyecto que promueven consiste en la explotación de unas 70 hectáreas ubicadas en la base del Cerro Cetedral, para la cual deberán ampliarse los servicios de agua, luz, cloacas y gas. Esto repercutiría de manera positiva en un emprendimiento lindero, que está en manos de Nicky Caputo.

Es que ante la inexistencia de servicios básicos en su cerro, el “amigo del alma” de Macri había intentado en 2013 que la comuna le aprobase un emprendimiento para su cerro, pero no tuvo éxito. Su proyecto iba a trasmano de la Ley de Bosques y la normativa local. La esperanza, entonces, era lograr esos beneficios de carambola con el acuerdo para el proyecto en el Catedral, el cerro vecino.

Sin embargo, el fallo de la Cámara de Apelaciones fue un revés para lo actuado por Gennuso y CAPSA, según publica hoy La Nación. El texto establece “prohibir cautelarmente a la Municipalidad de San Carlos de Bariloche toda innovación sobre la concesión pública relativa al centro de deportes invernales del cerro Catedral”. Se estima que la empresa apelará esta decisión.

La concesión para el emprendimiento de Vía Bariloche tuvo la luz verde del intendente de Bariloche, Gustavo Gennuso, quien firmó una ampliación por 38 años de la concepción del Cerro Catedral sin licitación previa. La medida tuvo la respuesta inmediata de la oposición. Un grupo de legisladores y concejales del Frente para la Victoria (FpV) denunció la maniobra e hizo una presentación ante la Justicia, que ayer falló a su favor y suspendió todo lo actuado entre la comuna y la empresa.

El tema había sido tocado por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, durante su último informe de gestión presentado en el Congreso. Ese día, la diputada María Emilia Soria le dijo al jefe de ministros: “Claramente señor ustedes vinieron a hacer plata, no vinieron a gobernar o administrar nuestro país. Ustedes vinieron a hacer negocios, como con nuestros recursos naturales, como con las tierras del sur que les gustan tanto, como ahora con las (tierras) del cerro Catedral”.

En declaración al portal En Estos Días, uno de los legisladores que presentó la cautelar, Alejo Ramos Mejía, cuestionó “los incumplimientos a la normativa local vigente” del acuerdo, por haber sido sellado sin licitación pública, y llamó a “resguardar el patrimonio municipal”. Lo que se buscó con el acuerdo que ahora quedó en stand by, adujo, fue “beneficiar económicamente a la empresa CAPSA, provocando un perjuicio económico al municipio local”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico