Fue a denunciar que había sufrido un asalto y murió en el patrullero

Un sereno de una estación de servicio de la ciudad de Santa Fe, que había sufrido un violento asalto, murió de un paro cardíaco cuando regresaba de hacer la denuncia en la Policía. Intentan de determinar si se debió a los golpes que recibió en el momento del robo.

Se trata de Daniel Rodas, de 53 años y trabajaba en un expendio de combustible de la calle Primero de Mayo de la capital provincial, en el barrio de Santa Rosa de Lima, donde también funcionan un minimercado y cabinas telefónicas.
El custodio fue atacado por varios delincuentes que entraron a robar. Rodas intentó resistirse y mientras forcejeaba, otro de ellos le apretó la garganta con una escoba lo que provocó un desmayo. Finalmente los delincuentes escaparon con dinero.
Al recuperarse, Rodas se dirigió en un automóvil con un familiar a la Comisaría primera, donde realizó la denuncia, tras lo cual los policías decidieron que los llevase a la estación de servicio y diera más precisiones de los asaltantes.
El denunciante volvió al vehículo particular, seguido por un móvil policial, pero en el trayecto Rodas tuvo convulsiones, se descompuso y falleció poco después en el mismo automóvil.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico