Fuerte tormenta causa graves problemas en Patagonia Norte

El puente-alcantarilla por el que pasa la ruta nacional 22, en la localidad rionegrina de Chimpay, en el Valle Medio, se averió ayer por la tarde tras la fuerte tormenta que continúa en la zona y obligó a desviar el tránsito por la ciudad y por la ruta nacional 5, informó Vialidad Nacional (VN).

Buenos Aires (Télam)
En medio de una intensa circulación de micros y camiones que en plena temporada vacacional se dirigen al sur, operarios de VN y Defensa Civil cortaron ayer por la tarde la ruta nacional 22, a la altura del kilómetro 1046, luego de que la tormenta, que continúa en la región, averiara el puente alcantarilla de Chimpay.
En diálogo con Télam, el vocero de VN, Ernesto Arriaga, precisó que se trata de un puente de cinco alcantarillas "que se averió" e interrumpió el tránsito por la 22.
"Vialidad Nacional y Defensa Civil desviaron camiones y micros por un vado dentro de la cuidad, hasta que pare la tormenta y los técnicos puedan reparar las alcantarillas", explicó Arriaga.
"Recomendamos a los turistas que viajen para Neuquén, Villa la Angostura, San Martín de los Andes, Junín y Bariloche, circular por la ruta nacional 5 de Luján a Santa Rosa, La Pampa, General Hacha y 25 de Mayo", señaló el vocero.
Y reiteró que en este momento, "no es posible llegar al sur por Bahía Blanca, porque la ruta 22 está interrumpida".
La tormenta que se registró en Neuquén y Río Negro obligó este fin de semana a la evacuación de familias, provocó serios daños en tramos de ambas provincias de la 22 y causó prolongadas demoras en la marcha del Tren Patagónico.
La lluvia, que comenzó el viernes y provocó la evacuación de varias familias en la ciudad de Neuquén, fue acompañada por granizo en algunas regiones, por lo que los productores comenzaron a evaluar el daño en la fruta en plena época de cosecha.
En la meseta patagónica rionegrina el Tren Patagónico estuvo nueve horas demorado, sin que los pasajeros tuviesen oportunidad de viajar en un medio alternativo.
En tanto en la localidad del norte neuquino Rincón de los Sauces, la tormenta provocó el desborde de un cañadón que funciona como colector aluvional, que destruyó un amplio sector de la ruta provincial 5, generando riesgos al tránsito.
La Municipalidad informó que allí también debieron asistir a numerosas familias afectadas por las lluvias, que acompañadas por el granizo dañaron techos y ventanas, y ocasionaron un apagón total.
El gobierno neuquino informó ayer que el corte de energía se debió a la rotura de un cable subterráneo del Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) y anunció que sería resuelto anoche.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico