Funcionario del PRO asegura que "las corridas cambiarias son psicológicas"

Ignacio Torres, el delegado regional del Ministerio del Interior de Nación se refirió esta mañana al "Dolarazo" que generó cambios en el Banco Central y minimizó la corrida advirtiendo la existencia de una "variable psicológica" en estos movimientos. Además puso en valor la designación de Luis Caputo al frente del BCRA.

Esta mañana, el delegado regional del Ministerio del Interior de Nación Ignacio Torres se refirió a la salida de Federico Sturzenegger y advirtió que a lo largo de la historia del Banco Central esto ha sido una constante. “Sturzenegger es el número 49 den Banco Central , y es el número 48 en no cumplir cuatro años mandato el único que lo cumplió es el primer Presidente que tuvo el Banco Central. Entiendo que son puestos que generan un desgaste muy grande, y como una de las variables principales es la confianza y la credibilidad es lógico que haya más rotación que en otras áreas de gobierno”.

Consultado en la Cien Punto Uno por el “Dolarazo” que propició la llegada de Luis Caputo a la presidencia del Banco Central, Torres indicó que “en un momento fue sano no tener un súper ministro de Economía y hay otros momento donde tenés que tener un manejo más dinámico y más fuerte personalizado en alguien que puede tener una responsabilidad”.

No obstante, Torres pidió “me parece responsable en llevar tranquilidad y no tirar nafta al fuego, no generar pánico, porque la variable psicológica es central, las corridas cambiarias son psicológicas”, aseguró.

“No tenemos por qué tener tanta dependencia y paranoia con el valor del dólar este tiene que fluctuar en base a la competitividad que afecta a la balanza comercial, nosotros tenemos que saber que exportar más y recibir más divisas es positivo, nosotros vendemos bienes raíces en dólares esto se ve como a una cuestión cortoplacistas y no tomar políticas de estado a mediano y largo plazo, como ha hecho Chile con un camino económico serio hacia adelante, Brasil también”.

Torres, criticó de este modo a los economistas devenidos en panelistas: “yo sé que hay muchos economistas que hacen esto, muchos ahora que están de moda en los programas de política hacen de panelistas. Generar paranoia tiene un efecto directo en la opinión pública”, dijo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico